• Puros y perversos


    Por Eusebio Ruvalcaba Antonio Lucio Vivaldi. El cura pelirrojo, le decían. En señal de respeto y de camaradería ―aunque alguna mujer podía agachar la cabeza a su paso. Porque todos deseaban ser saludados por él. Ser distinguido por un saludo de Antonio Lucio Vivaldi no era cualquier cosa. Se sabía de sus innovaciones violinísticas. Del […]

  • Caetano Veloso alternativo


    Por Sergio Monsalvo C. El temperamento adolescente de Caetano Veloso lo ha vuelto a hacer. Si en los años sesenta creó el tropicalismo brasileño, para escándalo de los sambistas ortodoxos, emulando a Bob Dylan al aceptar el rock y adoptar algunos de sus procedimientos dentro del nuevo estilo carioca, tras la decena inicial del siglo […]

  • Primera Feria Internacional de la Música


    Por Hugo García Michel En estos momentos se lleva a cabo, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, la primera Feria Internacional de la Música (FIM), misma que ofrece un muy amplio y diverso programa de actividades que incluye conciertos, conferencias, mesas redondas, talleres, clínicas, encuentros entre músicos y público y una gran exposición que reúne […]

  • El nacimiento de Avant Folk


    Por David Cortés Mauricio Sotelo y Eblen Macari sabían el uno del otro, pero no habían cruzado caminos y tampoco sabían cuándo lo harían. Un día, mientras el primero trabajaba como ingeniero de sonido en el Museo de Culturas Populares, el segundo llegó a presentar un disco. Terminado el concierto, ambos entablaron una charla y, […]

  • Marc Almond: el canto del clown


    Por Sergio Monsalvo C. Instalado en el hoy, en la contemporánea conversión de la vida y el arte en espectáculo, Marc Almond (Southport, Inglaterra, 1957) regresa a la grabación de piezas salidas de su pluma tras más de una década de no hacerlo. Entre el disco Open All Night (de 1999) y su nueva obra, […]

  • Bob Dylan, siempre joven


    Sería falso decir que crecí con Bob Dylan y que lo conocía bien desde chica, mi papá lo escuchaba de vez en cuando pero sus melodías no me recuerdan mi infancia; realmente descubrí a Dylan a mis 18 años. En ese momento de mi vida, en que los padres presionan para tomar decisiones que creo que ni siquiera a mis 25 estoy lista para tomar; esa etapa en la que la rebeldía no es una opción sino una regla de vida; esa época en la que todo te conquista, el mundo flirtea contigo y todo es digno de asombro y reacción. Fue ahí cuando conocí a Dylan.

  • Indiscreciones musicales


    Por Eusebio Ruvalcaba Frédérick Chopin I Se apropió de la esencia femenina. Desde entonces las mujeres andan  erráticas. Se dirigen hacia un punto y de pronto se dan media vuelta. Sin motivo alguno. Por alguna razón que desconocen, ya no pueden tejer ni cocinar. Ni maquillarse para su hombre. Y menos, pero mucho menos, saben […]

  • The Monster Ball, ¿un concierto de culto?

    y


    Por Rocío Núñez y Arturo Palacios La única diferencia entre una película de culto y el concierto que ofreció Lady Gaga el pasado 6 de mayo en un Foro Sol abarrotado es que ese género cinematográfico -no reconocido oficialmente como tal- hace referencia a una construcción del tipo de relación que la audiencia establece con la cinta con el paso del tiempo. En este […]

  • Sí, Los Caifanes


    Caifanes es uno de los grupos elementales en mi soundtrack vital: la primera vez que fui a un antro, cuando yo tenía 13 años, maquillada como puta pa que me dejaran pasar (es que ya tenía yo chichis, vea), fue para ver a Caifanes; la primera vez que fume ganja fue escuchando El Diablito; el primer concierto masivo al que fui fue de Caifanes; la primera vez que le puse a mi mamá una canción a todo volumen para decirle que me tenían hasta la puta ostia fue Será por eso; la primera vez que me di cuenta de que mi papá también lloraba fue cuando murió mi abuelo y en el cd player empezó a sonar Miércoles de ceniza; la primera vez que me di cuenta que estaba enamorada de alguien fue porque mi cuerpo se estremeció al unísino de él cantando Sombras en tiempos perdidos; la primera vez que sentí que estaba a punto de colapsar mi mundo fue con un frasco de pastas y la última estrofa de Hasta Morir.