• Marvin Gaye y la (fallida) cura sexual


    En 1979, a sus cuarenta años, este legendario cantante era una ruina humana. Convertido en una especie de vagabundo, el alguna vez llamado Sinatra Negro malvivía en Hawaii, sumido en una gravísima adicción a las drogas y una enfermiza relación con el sexo.

  • Janelle Monáe, desde su sucia computadora


    Luego de un fantástico y explosivo debut discográfico con The ArchAndroid, al que siguió el estupendo y no menos grandioso The Electric Lady, Janelle Monáe, talentosísima creadora y dueña de una imaginación musical inagotable, regresa a la palestra con Dirty Computer.

  • Expectativas:
    Mito cinematográfico


    Ya en su hora de gloria, fueron más una imagen del espectáculo que un fenómeno en vivo. Son una obra de arte de la reproductibilidad técnica, pues lo mejor de su gloria y fama lo deben a las grabaciones y reproducciones, una acción en la que juega un papel decisivo el ingenio de George Martin.

  • Deer, un dueto mexicano en Hong Kong


    Adriana Falcón y Miguel Bastida viajaron a Hong Kong en busca de un panorama más amplio de la etnomusicología y la composición. Fue ahí donde estos dos músicos se encontraron y unieron sus lazos para explorar la música folclórica. Así fundaron Deer, un dúo ecléctico que mezcla el trip rock con sonidos industriales y bajos profundos con poderosas voces.

  • Ford Theatre y el disco que nunca existió


    Trilogy for the Masses es una obra espléndida creada por un grupo que en muy poco tiempo fue por completo olvidado, al igual que lo fueron sus dos únicos discos. La obra fue compuesta por el violinista Wally Magee y el guitarrista Harry Palmer.

  • 11 temas emblemáticos del britpop


    Fue un momento cumbre en la historia del rock británico, casi tan importante como la llamada ola inglesa. Los años noventa del siglo pasado vieron surgir en el Reino Unido una serie de agrupaciones singulares, las cuales lograron un sonido pulcro, intenso, de gran finura, incluso con cierto grado de intelectualidad y de afectación muy british, pero a la vez fresco, vital, variado e influido precisamente por aquella ola inglesa de tres décadas atrás.

  • Sonidos de Babel:
    Cibelle: la bella y la máquina


    Cibelle es una mujer de hipnotizantes rítmicas y sibilinos matices electrónicos. En ella, esta última impronta ha ocupado la preponderancia de sus propuestas, aunadas al performance, al teatro y a la poesía, mientras que su instrumentación tecnológica obvia la tradicional brasileña, sin perder por eso el elemento de su esencia identitaria.

  • Sin cortes
    Jenny Beaujean


    Esta sección ya se había visto engalanada con la presencia y las respuestas de Ingrid Beaujean, la mitad gemela de esa naranja musical (y jazzera) que es Beaujean Project, cuya segunda mitad gemela responde ahora a las mismas preguntas, aunque de una manera muy diferente… ¿o no tanto?

  • Historia de una canción:
    La voz de la protesta


    “Strange Fruit” respiró dentro del círculo de las reuniones de izquierda del Nueva York de 1938, hasta la llegada al bullicioso sótano de un edificio ubicado en Sheridan Square, en el Greenwich Village, rubricado como Café Society, donde más tarde empezaría su rumbo al éxito, como parte del repertorio de la expresiva cantante Billie Holiday.