Verde que te quiero verde. Verde como el limón. Verde como Eduardo Limón, autor de una de las novedades bibliográficas más comentadas de estos días, el controvertido volumen Historias verdes, conversaciones sobre la mariguana, editado por Penguin Random House.

Periodista especializado en cultura. Escritor. Locutor.

Colaborador en W Radio (96.9fm) y RMX (98.5fm), Limón ha conducido el programa Triángulo de letras, para Canal 22, y Un libro para el fin, desde la plataforma puentes.me. Todos los viernes publica la columna “Tránsito lento”, en el sitio Animal Político.

En 2014 ganó la medalla de plata del Premio Internacional de Libro Animado Interactivo en Español, por su cuento “El camello de las dos jorobas” que puede leerse en elcamello.cenart.gob.mx

He aquí la vida en discos de Eduardo Limón.


¿Cuál fue el primer disco que escuchaste?
Recuerdo muy bien que en casa mis papás tenían el de los Archies, aquel que traía la espléndida "Sugar, Sugar", canción que hasta la fecha sigue poniéndome de muy buen humor.

¿Cuál fue el primer disco que compraste?
Uno de Las Ardillitas de Lalo Guerrero, aquel que traía una canción de la que hoy nadie debe acordarse y que se llamaba "El violín". Pasé horas de sano entretenimiento repitiendo y repitiendo ese acetato que hoy yace, rayadísimo, en el fondo de mi infantil subconsciente.

¿Cuál fue el primer disco que le envidiaste a alguien por no poderlo tener?
Uno, en la preparatoria, propiedad del amigo de un amigo que incluía versiones maravillosas del The Harmonius Blacksmith de Handel, grabadas con clavicordio pero ambientadas con unos arreglos rarísimos que hasta la fecha añoro volver a escuchar. Lo he buscado incansablemente en YouTube y cuanto lugar puedo, pero jamás lo he podido hallar. Sólo recuerdo que en la portada aparecía la foto de una especie de robot caracterizado como si fuera rey de corazones. De ese tamaño la rareza. De ese tamaño mi recuerdo.

¿Cuál es tu disco favorito para manejar?
Jamás he manejado, pero por alguna razón ya tiene tiempo que cuando voy en esa vertiente nueva del transporte que es el CabyUberEasytaxi me ha dado por irme escuchando playlists que incluyen a AC/DC, Queen y Tom Petty.

¿Cuál es el disco que mejores recuerdos te trae? Naturalmente existen varios, pero uno que llegó a mi vida en un momento nodal fue The Joshua Tree, grabado cuando los integrantes de U2 eran unos treinta años más jóvenes.

¿Cuál es el disco que más te avergüenza tener?
Ya no poseo tantos discos como llegué a tener, pero La Banda Timbiriche sigue siendo, con mucho, el orgullo más chato de mi vergüenza.

¿Cuál es el disco que más lamentas haber perdido?
A estas alturas, ya resulta dificilísimo haber perdido uno y no poderlo reencontrar en cualquiera de las diez mil formas que hoy existen para hallar un disco "extraviado" (salvo aquel del The Harmonius Blacksmith, por cierto).

¿Cuál es el disco que adquiriste más recientemente?
¿En físico? Fue hace como cinco o seis años: una reedición del Exile on Main Street de los Rolling Stones, y hace un par de meses el Monocordio integrado por Fer Rivera con Chema y Alonso Arreola me obsequió la edición en vinil de Pájaros y cuchillos que me encanta. En línea casi nunca compro discos completos, pero hace poco bajé cosas de The War on Drugs y de Cigarettes After Sex.

¿Cuál es el disco que más te ha influido en la vida?
Soy de quienes piensan que el Sgt. Pepper de los Beatles tiene una canción suficiente para influir cada instante. Lo mismo me pasa con Revolver y también con el “álbum blanco” y con Abbey Road y con…

¿Cuál es el disco que prefieres para hacer el amor?
No soy de quienes gusta de un disco en particular. Desde antes que Arjona saliera con su cursilería esa de poner el Concierto de Aranjuez, ya me parecía que tener un disco preferido para poner justo en ese momento puede resultar catastrófico.

¿Cuál es el disco que quisieras que tocaran en tu funeral?
Quiero una playlist eterna que reproduzca incesantemente toda la música que disfruté en vida y que se repita hasta que los deudos se marchen de la funeraria completamente hartos.

¿Cuáles son los cinco discos que te llevarías a una isla desierta?
Me cuesta trabajo pensar sólo en cinco. Mejor me llevo el inicio del playlist de mi funeral y allá lo acabo en lo que me rescatan. Si eso no ocurre, cuando me encuentren se podrán llevar toda la música que junté directo a Gayosso. Ojalá naufrague en un lugar con wi-fi.