• Sonidos de Babel
    Actores: cuando la imagen canta


    Los brotes insospechados de la creatividad surgen en momentos diferentes, hasta en mundos distintos. Esa parece ser la explicación razonable de los actores con una carrera musical intermitente. El gusto por la música en todos ha sido parte de su vida desde la adolescencia, incluso desde la infancia, pero lo han soslayado en favor de su mayor interés y desenvoltura: la actuación.

  • Sonidos de Babel
    Best Coast: la sencillez del corazón


    Las canciones de Best Coast son emblemas y resúmenes emocionales, unos que se ubican entre los pliegues de la segunda década de cualquier vida y que en esta época son más homogéneos de lo que se pudiera pensar. Con su arsenal discográfico el grupo busca trasladarnos a toda la escena musical de ambas costas de la Unión Americana y que ha dejado sus huellas por doquier en los últimos tiempos

  • Sonidos de Babel
    Mono, un éxtasis sonoro


    Si el arte, como escribió da Vinci, “es una cosa mental”, el de este grupo surgido de Tokio es altamente intelectual. Pero lo que escuchamos en sus álbumes más recientes es como un iceberg, el pico que asoma a la superficie de un grueso cuerpo que queda sumergido en su andadura, por más inmediata que sea.

  • Sonidos de Babel
    Little Richard: Cronos vs. bizarría


    El conservadurismo agregó los tambores a dicho averno negro porque los ritmos salvajes ponían de relieve la libido primordial contra la que el hombre blanco había tratado de erigir la barrera de su cultura frágil y amenazada. El rock & roll nació con esta mitología sexual y Little Richard fue el arquitecto y profeta más bizarro en su diseño.

  • Sonidos de Babel
    Four Tet: cristalizar el sentimiento


    El británico Kieran Hebden es más conocido como Four Tet, su nombre de batalla como productor de post-rock y de música electrónica. Estéticamente y como icono de tal estirpe, se ha inclinado hacia el minimalismo, dentro del cual ha buscado poner los reflectores en sonidos que se transformen en piezas evocadoras. En ellas se manifiestan sus referentes tanto del género jazzístico (donde ha colaborado con Steve Reid) como del folk.

  • Sonidos de Babel
    The Vaccines: retornos y salidas


    El rock de garage al que en esencia pertenece Vaccines se distingue de cualquier otra música a causa de una ideología compartida que atraviesa todas sus divisiones internas y evoluciones cronológicas, la misma que conocen los aventureros desde las épocas mitológicas: la del Ulises viajero cuyo destino siempre será volver a sus orígenes.

  • Sonidos de Babel:
    Balkan beats, el sonido y la furia


    Los sonidos agitanados, los ritmos frenéticos, la improvisación, la fusión de voces búlgaras, pop rumano, klezmer moldavo, la música de mariachi, el tex mex, el rock y reels lingüísticos con los matices hindúes y mediterráneos de su actualidad mezclan los instrumentos tradicionales con los tecnológicos.

  • Sonidos de Babel:
    Cibelle: la bella y la máquina


    Cibelle es una mujer de hipnotizantes rítmicas y sibilinos matices electrónicos. En ella, esta última impronta ha ocupado la preponderancia de sus propuestas, aunadas al performance, al teatro y a la poesía, mientras que su instrumentación tecnológica obvia la tradicional brasileña, sin perder por eso el elemento de su esencia identitaria.