• Sonidos de Babel
    Four Tet: cristalizar el sentimiento


    El británico Kieran Hebden es más conocido como Four Tet, su nombre de batalla como productor de post-rock y de música electrónica. Estéticamente y como icono de tal estirpe, se ha inclinado hacia el minimalismo, dentro del cual ha buscado poner los reflectores en sonidos que se transformen en piezas evocadoras. En ellas se manifiestan sus referentes tanto del género jazzístico (donde ha colaborado con Steve Reid) como del folk.

  • Sonidos de Babel
    The Vaccines: retornos y salidas


    El rock de garage al que en esencia pertenece Vaccines se distingue de cualquier otra música a causa de una ideología compartida que atraviesa todas sus divisiones internas y evoluciones cronológicas, la misma que conocen los aventureros desde las épocas mitológicas: la del Ulises viajero cuyo destino siempre será volver a sus orígenes.

  • Sonidos de Babel:
    Balkan beats, el sonido y la furia


    Los sonidos agitanados, los ritmos frenéticos, la improvisación, la fusión de voces búlgaras, pop rumano, klezmer moldavo, la música de mariachi, el tex mex, el rock y reels lingüísticos con los matices hindúes y mediterráneos de su actualidad mezclan los instrumentos tradicionales con los tecnológicos.

  • Sonidos de Babel:
    Cibelle: la bella y la máquina


    Cibelle es una mujer de hipnotizantes rítmicas y sibilinos matices electrónicos. En ella, esta última impronta ha ocupado la preponderancia de sus propuestas, aunadas al performance, al teatro y a la poesía, mientras que su instrumentación tecnológica obvia la tradicional brasileña, sin perder por eso el elemento de su esencia identitaria.

  • Sonidos de Babel.
    Nam June Paik: el futuro es ahora


    Nam June Paik murió el 29 de enero del 2006, a la edad de 74 años, en Miami, Florida. Cuando lo hizo, a pesar de la apoplejía que padecía y que lo remitió a la casi parálisis, se encontraba trabajando en incorporar haces de rayos láser a sus esculturas envolventes y éstas a los lenguajes y sonoridades de internet, para crear en la red nuevos espacios con luz y movimiento, propios del talante hipnótico

  • Sonidos de Babel
    Cornershop: la India U.K.


    El nombre de la banda inglesa Cornershop se originó de un estereotipo sobre los asiáticos británicos, el cual afirma que éstos siempre poseen tiendas en las esquinas. En tal cliché hay un obvio racismo, sustentado en la idiosincracia discriminatoria producto del pasado colonial británico, misma con la cual han tenido que vivir los inmigrantes indios y sus descendientes.

  • Sonidos de Babel:
    S & M: Los sofocos del placer masoquista


    Aunque las palabras aún guardaran la prudencia en aquellos tiempos, aunque en realidad no se supiera mucho sobre la verdadera forma de vivir tales experiencias, el rock, con su novedoso mundo fetichista, se convirtió desde un principio en una ceremonia dedicada al deseo, en una parábola de la perversión.