• Feliz cumpleaños 65, Mr. Zorn (II)


    La segunda noche de esta celebración arranca con John Zorn, Dave Lomardo y Mike Patton que desde el comienzo bordan una red sonora que hunde sus raíces en los noventa, en el grindcore, en el hardcore y en Naked City. Pero si aquello era una demostración del exceso, a ello se añade el poder, la experimentación.

  • Feliz cumpleaños 65, Mr. Zorn (I)


    Han tocado tanto en directo que el sonido es amarrado, sólido; la alquimia es evidente, la fusión de klezmer y jazz es caliente, derrite cualquier posible reticencia. Sí, el lugar esta perlado de fans, pero las composiciones son majestuosas edificaciones que en directo adquieren otra belleza, una exuberante vitalidad.

  • Van Morrison: todo vuelve


    En medio de la interpretación, el viejo león se retiraba discreto del escenario, caminando lentamente al backstage, perdiéndose silencioso entre  penumbras por los pasillos que conducen a los camerinos del auditorio. Nunca saludó, nunca se despidió: pura coherencia irlandesa. 

  • La Barranca y Lo eterno en concierto


    Tal vez hay cosas que pueden romper el dique de la mortalidad y pasar a la categoría de imperecedero. Una de ellas es la música y en ese amplio universo, en el que algunas expresiones sonoras lo merecen más que otras, La Barranca ocupa un lugar preponderante.

  • Noches de Sónar 2018


    Hace muchos años creía que mi obligación era ver todo lo que programaban. Hacer crónicas exhaustivas. Sin embargo, con los años (10), ya no soy tan ambicioso . Hablemos sólo del Sónar Festival.

  • Zoé en el Auditorio Nacional, fortalezas y debilidades


    Podrá o no gustar, pero es innegable que no desconocen cómo montar un show, conducirlo y salir airosos. Es la confluencia de canciones, de temas pegajosos y contagiosos, con interpretaciones que no se reducen a reproducir con fidelidad lo grabado, sino a buscarle nuevos recovecos y arreglos.

  • De cómo Ritmo Peligroso rebasó el Vive Latino 2018


    Ritmo Peligroso es una banda que nos recuerda que el futuro no existe, que el presente es ese tiempo en que prospera nuestro arte, nuestra música. Como diría Piro: “Lo que para mucha gente no tenía sentido, para Dangerous Rhythm fue el comienzo de un estilo de vida y de algo que con los años nos cambió para siempre”.

  • Depeche Mode: en busca de una revolución*


    Depeche Mode no renunció a la tecnología, solo aprendió a compaginar dos universos que a principios de los ochenta se revelaron antagónicos, pero pronto mostraron su complementariedad. The Global Spirit Tour que trajo aquí al trío es una manifestación del desencanto que a lo largo de los años  ha dejado en sus integrantes esa revolución inconclusa de la tecnología que mueve al mundo, pero no ha logrado cambiarlo como se lo propuso.

  • Phil Collins en México: desde la silla que es trono


    Después de repasar temas como “Another Day in Paradise”, “In the Air Tonight”, “You Can’t Hurry Love”, “Invisible Touch” o “Sussudio”, en el encore final sólo interpretó la emotiva “Take Me Home”, luego de lo cual se retiró hacia el fondo del escenario, apoyado en su bastón, como una silueta que se aleja con lenta parsimonia, sin volver la vista atrás.