• Sr. Swing, predicando la palabra del jazz


    Sr. Swing —o Sr. Swing Hot Jazz Band— es un quinteto mexicano de jazz de gran calidad, cuyo sonido remite a los inicios del género, a aquellos años veinte, treinta y cuarenta en que la música Dixieland y el swing reinaban y cuando destacaban músicos como Sidney Bechet, Jelly Roll Morton, Ben Webster y Louis Armstrong.

  • .Documento: los nuevos románticos


    .Documento no es un grupo común y corriente. Demasiada experiencia, demasiada música escuchada, demasiados duros gastados en ecuménicos acetatos que decoran el desorden en sus casas; sin embargo, son unos punks irredentos aunque no lo parezca, aunque no suene: los senderos de la anarquía musical son extraños y para muestra una nota, un beat, un arreglo sincopado, un documento sónico histórico.

  • Staalplaat: cómo manipular a los pájaros para que canten


    Hobijn es músico experimental, artista sonoro y restaurador de la electroacústica. Con Staalplaat Soundsystem, proporciona un soplo de aire fresco al arte conceptual, recordándonos esa arcaica tradición de cien años de las máquinas al hacer ruido. Staalplaat es la plataforma en la que inventores locos y varios tipos de artistas desenfadados, que operan en los más bajos márgenes del mundo del arte, se encuentran.

  • Morganna Love: Humanamente animal


    “En una ópera, la poesía por fuerza ha de ser hija obediente de la música”, decía Mozart. Contrario a ello, Morganna Love es la descendiente insubordinada de la representación; una persona que ha roto con todos los esquemas, estereotipos, reglas y pautas dentro de este género de pesado estrambote poético.

  • Mi vida en discos
    Mónica Soto Icaza: eros, música y literatura


    Los días en mi vida tienen soundtrack, la música influye directamente en mi estado de ánimo. Por eso tengo mucho cuidado en lo que meto por mis oídos. El rango de géneros que me gusta escuchar es amplio y ecléctico, porque disfruto por igual una buena salsa que una buena ópera; bailo igual un reggaetón que un rock & roll; me deleito igual con el jazz, que con una sinfonía.

  • Felipe Pérez Santiago: “Nunca negaré mis bases rockeras”


    Felipe Pérez Santiago forma parte de esa generación de músicos a quienes se les abrieron las puertas de la movilidad al poder solicitar becas y aspirar a la posibilidad de estudiar en el extranjero. Es guitarrista, compositor y las más de las veces está implicado en un sinfín de proyectos.

  • Mi vida en discos
    Abraham Sánchez: cronista, poeta, rapero


    Abraham Sánchez acaba de publicar su segundo libro, “Aullidos, tripis y cachondeos”, mismo que está por lanzar su segunda edición. Se trata de un volumen de crónicas urbanas que mucho tienen de autobiográficas. Con este joven personaje de las nuevas vertientes literarias mexicanas es nuestro habitual interrogatorio psicodiscográfico.

  • Mora y los Metegoles: El arte de dejar dormir


    Encontrar a Mora y los Metegoles es todo un acontecimiento. Un rock honesto, sin caretas, que habla de ti, de tus peleas, caídas y fracasos. Su música es la voz del espejo. La fiesta de un grupo de amigos que brinda sobre el césped verde, en la cancha del olvido; una vasta orquesta de metegoles desdeñados que arrojan al vacío su marcha lúgubre de hierba, riffs y alcohol.

  • Los ríos de esperanza de Shaman Herrera


    Shaman Herrera es la sabiduría de la montaña que nunca muere, el canto del puma sediento y el paso del cóndor por encima de los bosques solitarios. Es afecto cantado en técnica Khoomii, filosofía de la palabra como fruto en flor, el chamán de la melodía dulce y regeneradora, una caricia al fondo de las almas rotas, un músico que lo dejó todo para sembrar notas y semillas, para ser el discípulo de la cosecha y aprender de la crianza.