• Cinema Domingo Orchestra presenta disco


    La historia de interpretar la banda sonora de una película en el instante de su proyección no es novedosa. Sin embargo, la tecnología hizo de esta práctica algo obsoleto. Fue a fines del siglo pasado cuando diferentes grupos de distintas tendencias sonoras recuperaron ese quehacer. Cinema Domingo Orchestra (CDO) nació, a diferencia de los colectivos mencionados, con el objetivo exclusivo de sonorizar filmes silentes.

  • Troker y las bondades de la imperfección


    Hace mucho tiempo que Troker dejó de ser una promesa. Hoy, luego de quince años, es una de las agrupaciones mexicanas más sólidas y como  muestra de ello está Imperfecto (Ropeadope, 2018), su más reciente grabación, en la que encontramos continuidades y cambios con respecto de sus predecesoras.

  • Negro sobre negro, La música de Erich Zann


    Juan Carlos Ruiz (JCR) es un compositor mexicano a quien no se le ha hecho la debida justicia. Desde las diferentes trincheras en las cuales se ha parapetado, siempre ha cultivado el horror, el espanto, la zozobra. Sin importar el nombre de sus proyectos o el número de sus acompañantes, la oscuridad se encuentra presente en todos ellos.

  • MUVA: Música cinemática


    MUVA es una obra propositiva que permite al escucha jugar con los sonidos, llenarlos, completarlos, crear historias y narrativas que terminen de dar sentido a esa oleada de notas que llega y despierta la imaginación. Es una invitación a acercarse a una música distinta, nada complaciente y que plantea retos continuos.

  • Rosalía y El mal querer: una coda al hype


    El mal querer está compuesto por once temas, todos unidos por un eje conceptual basado en una novela del siglo XIV llamada Flamenca que cuenta la historia de una mujer sometida por su esposo y enamorada de otro hombre. El giro de tuerca está en que Rosalía toma ese argumento para hacer una crítica al amor romántico y el machismo.

  • El Monte sagrado de Draco Rosa


    Monte sagrado es el primer disco en estudio de Draco Rosa, con nuevo material, después de nueve años de mutismo y recuperación. Sin embargo, no es el álbum de regreso que los aficionados esperaban y eso era algo que ya se podía esperar.

  • Draco Rosa: vagabundo por el mundo


    En Vagabundo, Draco no es músico sino poeta, por una necesidad de reintegrarse al seno del que ha partido: la obscuridad, aquella que lo separa temporalmente del mundo presente, ese mundo que él descubriría con terror cuando su fantasía lo encaminaba hacia el estado privilegiado de la infancia, donde no existía la enfermedad.

  • Boz Scaggs y el blues


    Boz Scaggs destacó a fines de los años sesenta y mediados de los setenta del siglo pasado con algunos éxitos como “Lido Shuffle” o “Lowdown” y algunos buenos álbumes, en especial el Silk Degrees de 1976 y el excelente aunque poco advertido Come on Home, de 1997.

  • Stills, Collins y el amor que perdura


    Stephen Stills y Judy Collins son dos leyendas del rock y del folk que se enamoraron siendo muy jóvenes, durante la apasionante y apasionada década de los sesenta del siglo pasado, en plena época hippie. Su historia romántica sería corta: se hicieron amantes y al poco tiempo el encanto desapareció y se separaron.

  • La Barranca y la eternidad


    Lo eterno es, para este reseñista, uno de los grandes discos del que desde hace mucho (y por mucho) es el mejor grupo mexicano de rock. 22 años de gran música no han sido en balde.