Ayer, día del maestro, uno de los grandes maestros de la música contemporánea cumplió 70 años de edad. Me refiero a Brian Eno, quien naciera el 15 de mayo de 1948 en la ciudad de Suffolk, Inglaterra.

Figura señera del ambient, la música electrónica y el rock, productor de uno de los discos más revolucionarios de este género (el Low de David Bowie, grabado en 1977) y creador de una vasta obra discográfica y audiovisual, Eno se dio a conocer en el mundo de la música en 1971, como integrante de una de las agrupaciones más sofisticadas e interesantes de la escena del glam británico de aquellos tiempos: Roxy Music, con el que grabó sus dos primeros álbumes (Roxy Music, de 1972, y For Your Pleasure, de 1973), antes de ser expulsado por el líder y cantante del grupo, el muy especial Brian Ferry.

Esta expulsión le resultaría positiva, ya que significó el inicio de su carrera como solista (su disco debut en solitario, Here Come the Warm Jets, lo produjo en aquel mismo año 73), misma que rendiría amplios frutos desde entonces y hasta la fecha. Porque con sus siete décadas de vida a cuestas y casi cincuenta de actividad musical. el hombre continúa en plena actividad.

Su relación con grandes músicos ha sido siempre muy fructífera, ya sea con Robert Fripp, con David Byrne, con Robert Wyatt o, por supuesto, con David Bowie, al lado del cual elaboró la célebre trilogía de Berlín, compuesta por los esenciales aunque ciertamente complicados platos  Low, Heroes y Lodger (estos últimos de 1977 y 1979, respectivamente). También produjo discos de grupos como Devo, los Talking Heads y U2.

Wikipedia lo considera “un visionario y un innovador en muchos campos de la música…, alguien muy preocupado por el resto de las disciplinas artísticas, en especial por las instalaciones”.

Eno fue el compositor del archivo de sonido de inicio de sesión de Windows 95, mismo que aún se encuentra en las versiones actuales como “The Microsoft Sound”, y colaboró en el desarrollo del generador de música algorítmica Kōan. También ha trabajado de manera muy intensa en las artes visuales.

En 1996, Brian Eno, estuvo entre los miembros fundadores de la Long Now Foundation, organismo cuyo fin es el de enseñar a la gente a pensar sobre el futuro de la sociedad a muy largo plazo. Hoy día, además de su trabajo musical, es columnista en el diario británico The Observer.