• Expectativas
    ¡Esta cosa vino del garaje!


    Ninguna de estas agrupaciones llegó a sonar de forma masiva en ese entonces; fueron subterráneas y de audiencias reducidas. Son grabaciones de baja producción. La música que no escuché porque en esa década llegué a los 30 años y me propuse conocer en serio toda la música que fuera posible escuchar, sin tener que seguir de cerca todo el tiempo lo que ocurriera en el rock.

  • Cien canciones, cien personalidades (5)


    ¿Cuál es para usted su canción favorita o la más significativa de su vida? Esa fue la pregunta que hicimos a un centenar de personajes de diversos orígenes, actividades, idiosincracias y ambientes y estas son las respuestas que con amable generosidad nos dieron todos y cada uno de ellos.

  • Una voz en permanente arraigo domiciliario


    Susana San José es oriunda de Querétaro y luego de cruzar diferentes fronteras estatales, finalmente se asentó en esta Ciudad de México en donde, después de varias intentonas, encontró su complemento con Arraigo Domiciliario, su propia banda, con la cual lanzó El asfalto es piel, su placa debut.

  • Astrolab-iO: mundos sonoros extraños


    Alex Otaola no requiere de presentación. Javier Lara, por su parte, ha tocado en grupos como Gupster y Non Divine, pero lo suyo es estar en el laboratorio, trabajar el audio con sintetizadores, eso que él llama diseñar sonidos desde cero.

  • Los olvidados
    Roy Buchanan: el diestro melancólico


    Lo suyo era la técnica sublime y su imperturbable perfeccionismo hizo de él una leyenda aún en vida. La reservada y tranquila estrella de Roy Buchanan fue un claro ejemplo del hecho de que los mejores músicos no siempre son los que más éxito tienen, como se sabía sobre él.

  • Cien canciones, cien personalidades (4)


    ¿Cúal es para usted su canción favorita o la más significativa de su vida? Esa fue la pregunta que hicimos a un centenar de personajes de diversos orígenes, actividades, idiosincracias y ambientes y estas son las respuestas que con amable generosidad nos dieron todos y cada uno de ellos.

  • Monte Albán o el vudú zapoteco


    Monte Albán es una obra de dos amigos que, no obstante el paso de los años, no cesan de deleitarse en la conversación. Es un disco que abre con acentos clásicos, un piano que invita al violín a charlar y entre los dos tejen un ambiente de añoranza y se convierten en un par de memoriosos que trae a la mesa sus andanzas.

  • Los dedos mágicos de Nicky Hopkins


    Los músicos de sesión suelen ser héroes desconocidos. Resultan tan brillantes y hacen tanto o más que las renombradas figuras para quienes trabajan en los estudios de grabación, pero sus nombres permanecen en el anonimato o en la letra pequeña de los créditos de los discos.