• Expectativas:
    Ensayo sobre la cumbia (y II)


    La cumbia es una memoria, otra memoria. Nuestra memoria. Una música que no emerge desde el mercado “global” del espectáculo norteamericano, dueño del mundo desde 1945 hasta la fecha; aunque lo afecta y aprovecha, lo interviene y contamina, desde lejos y desde abajo, que es desde donde habla la contracultura.

  • The Breeders al borde de un ataque de nervios


    Como una derivación de Pixies y Throwing Muses, The Breeders fue otra propuesta que alcanzó el estatus cultista y lo logró básicamente con dos discos sin los cuales no se puede entender la historia del llamado alt-rock de aquel decenio.

  • Iggy & the Stooges y su Raw Power


    En realidad, existió un proyecto mucho más auténtico y poderoso, mucho más subversivo y realmente incendiario. Me refiero a ese grupo sesentero de Ann Arbor, Michigan, que fue Iggy & The Stooges (Los Chiflados).

  • 10 canciones esenciales de La Barranca


    Acaba de aparecer Lo eterno, el onceavo disco de La Barranca, y esto es un acontecimiento, porque ningún proyecto musical mexicano dentro del rock ha mantenido tanta constancia y tanta consistencia en calidad musical y congruencia artística como la agrupación liderada por el guitarrista, vocalista y compositor José Manuel Aguilera. Para celebrarlo, he aquí una decena de grandes canciones del grupo a lo largo de sus 22 años de trayectoria.

  • Expectativas:
    Ensayo sobre la cumbia (I)


    Los efectos de mercado de ese buen producto musical de El Gran Silencio, tanto en video como en audio, hoy demuestran que mi emoción no fue algo meramente subjetivo y personal; a mucha más gente le prendió igual de fuerte que a mí esa intensa creación de cumbia de altura que muy bien puede ser vista todavía hoy.

  • El elefante de A Perfect Circle


    Aunque representa un rompimiento con su pasado (algo que ha disgustado a muchos de sus seguidores, sobre todo del sector ultra), lo cierto es que el nuevo disco de A Perfect Circle (APC), el proyecto alterno de Maynard James Keenan (Tool), es tan bueno como sus antecesores, los magníficos Mer de Noms (2000) y Thirteenth Step (2003).