Con esta última entrega de diez canciones de pena ajena del petit rock nacional damos por concluida la serie que dividimos en cinco partes, con la certeza de que varios de nuestros roquerines seguirán componiendo (o descomponiendo, como usted prefiera) muchas más, tanto o más dudosas que las 50 que enlistamos. ¡Ánimo!


1.- “Pajarito del amor”. Carla Morrison. Quizá la canción más ñoña en la historia del rockcito nacional. Aunque se reciben sugerencias.


2.- “La florecilla”. Juan Cirerol. Uno de los peores chistes del rock nacional es este sobrevaloradísimo cantautor cuya música quiere ser una mezcolanza de country con norteña y cuya chirriante voz termina por ser repelente para cualquier oído que se respete. Inenarrable sería un buen adjetivo para definir lo que pergeña.


3.- “Brillas”. León Larregui. Larregui tomó como base no muy disfrazada (no sé si a manera de homenaje o de vil fusil) el tema “Walk on the Wild Side” de Lou Reed, para construir encima de ello una balada terriblemente cursi y empalagosa. Esperemos que el buen Lou no se haya retorcido en su tumba.


4.- “Perro lanudo”. Los Rockin’ Devils. Un “clásico” del rock a go-go de mediados de los sesenta. Quizás a algunos les suene chistosa, pero la verdad es una murga (alguna vez Rius sugirió una variante que dijera: “quítate ya de aquí, novia lanuda, / déjame estar solo con mi perro”).


5.- “Chido”. Liquits. Sin comentarios.


6.- “Te deseo lo mejor”. Los Daniels. El rockcito entregado a la balada grupera. Los Bukis estarían orgullosos.


7.- “Confusión mental”. Chacal. Dicen que en México se hace buen rock metalero. Igual y sí, pero en todo caso también se hace uno pésimo y a las pruebas me remito. Pura confusión mental.


8.- “Levantando faldas”. Los Quehaceres de mamá. Una “rola” (porque no llega a canción) terriblemente sexista y fomentadora del abuso sexual. Musicalmente un bodrio y  letrísticamente un verdadero asco.


9.- “Princesa griega”. Pipe Llorens. Me (ir)recomendaron a este ¿rapero? salido de quién sabe dónde y me dijeron que su música es una bazofia. Ustedes juzguen.


10.- “Califórnica”. La Gusana Ciega. La música de este grupo siempre me ha parecido la cosa más aburrida del mundo. Esta cancioncita es un ejemplo no sólo de su sonido, sino una perfecta muestra de lo que es en general nuestro insulso, inocuo, bobalicón, soporífero y desalmado (es decir, falto de alma) rockcito mexicano. Ni hablar: lo que natura non da, Salamanca non presta.


 

 

7 comentarios en “50 canciones de pena ajena del rock nacional (y V)

  1. Sr Hugo,muy buena lista, pero con solo citar cualquier cancioncita de la discografía de Mana era suficiente para armar su listado y te hubieras evitado todo este martirio.

  2. Jajaja Pipe Llorens se se queda corto ,escucha a Sabino o a un long shot puro rap -hip Hop para el corredor Roma Condesa

  3. Estaba desconectado de toda crítica de García Michel siempre me a parecido un critico honesto lo maldeci por no continuar con la mosca en la pader pero ya lo superé

  4. Está muy buena…. Supongo que Maná, Café Tacuba, Panda o DLD eran demasiado miserables como para que Hugo siquiera se dignara incluirlos.