El sismo del 19 de septiembre pasado en la Ciudad de México y los estados de Morelos, Puebla y México aún no es historia concluida. Por el contrario, sus secuelas se siguen sintiendo con diversas intensidades y la magnitud de lo que hay que reconstruir es gigantesca. Se trata de una labor que requerirá de muchos esfuerzos, muchos recursos y mucho tiempo.

Una de las zonas más afectadas fue la del sureste del ex Distrito Federal, en especial las delegaciones de Tláhuac, Milpa Alta y Xochimilco. Mauricio Mayén, músico y habitante de esta última demarcación, se ha empeñado en la organización, bajo el lema Rock para construir, de una serie de conciertos para ayudar a la reconstrucción de varios pueblos afectados en la zona. El primero será este domingo 15 de octubre.

Con Mayén es la siguiente entrevista.


Mauricio Mayén

Tú vives en la delegación Xochimilco, ¿cómo viviste el sismo del 19 de septiembre?
Yo estaba en el pueblo de Santa Cruz Xochitepec, en una calle muy angosta. Para cuando la alarma sonó, ya estaba temblando. El poste de la esquina parecía que iba a caerse y le dije al amigo que me acompañaba que nos moviéramos de ahí. Dimos vuelta a la derecha, en una calle aún más pequeña y vimos a las familias que empezaban a salir muy asustadas de sus casas. Cuando el temblor pasó, las mamás corrieron a la primaria que está en la siguiente calle, los niños y las niñas salieron llorando espantados, la gente dejó sus negocios y corrió a sus casas para ver a sus familias.

¿Qué fue lo que viste en el lugar donde vives y en los poblados cercanos?
Lo diré con palabras de algunos habitantes de Milpa Alta, quienes dijeron que desde donde estaban vieron que la ciudad se sacudía como el oleaje del mar y muchos creyeron que todo iba a terminar derrumbado o tragado por la tierra.

¿Cómo surgió la idea de realizar el festival en pro de los damnificados?
Lo primero que hice fue instalar un centro de acopio en mi academia de música, informé a mis vecinos y comenzaron a cooperar. Logramos una buena recolección de víveres, aun cuando los que hicieron su donación fueron realmente pocos. Entonces pensé que debería hacer una convocatoria más grande, para lograr una mayor participación, y una serie de conciertos me pareció lo obvio. Con esta gira intento recaudar víveres, agua y ropa para los pueblos vecinos (San Gregorio Atlapulco, Santa Cruz Meyehualco y Nativitas, en Xochimilco), pero también informaremos a la audiencia de los pasos siguientes para seguir ayudando, ya que al parecer a las autoridades les urge que todo vuelva a la normalidad lo antes posible, una “normalidad” de corrupción, impunidad, inseguridad y desorganización. Intentaré formar brigadas o colectivos con jóvenes que estén dispuestos a comenzar una participación social activa y honesta.

¿Por qué la idea de invitar sólo a grupos de la región?
Fue una idea inicial, pero al día de hoy las bandas de otras partes se están apuntando para participar.

¿Cuál ha sido le respuesta de los músicos que has invitado?
Inmediata y positiva. Sin excepción, todos los grupos que se están enterando quieren unirse a tocar.

¿De qué manera encausarán lo que se recaude?
Estoy coordinado con la brigada de ayuda de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM y las brigadas de ayuda de Xochimilco, donde tengo varias amistades. Estoy en contacto con Los Panzones, una banda de surf de San Gregorio que también va a tocar en esta gira. Ellos perdieron su casa, al igual que sus vecinos, y vamos a entregar la ayuda en sus propias manos.

La reconstrucción llevará un largo tiempo, ¿piensas organizar otros conciertos o actos semejantes en el futuro?
Claro que sí. Quienes no sufrimos grandes pérdidas olvidamos demasiado rápido que hay gente allá afuera que ha perdido a su familia, su forma de sustento y su patrimonio. Las autoridades son las primeras en dar la espalda al pueblo, el duopolio televisivo es el primero en desviar la atención de las cosas que realmente importan. Nosotros somos la juventud rockera dándole una mano a los pueblos fracturados de Xochimilco.

¿Algo que quisieras agregar para nuestros lectores?
Esta tragedia evidenció el más alto nivel de inhumanidad, egoísmo y corrupción de los gobiernos delegacionales, municipales, estatales y federal. Es obvio que la clase política pretende seguir manteniendo a la ciudadanía mexicana en la desinformación, la marginación y la desorganización y seguirán tramando y encontrando la forma de manipular, explotar y robar a la nación. También es claro que gran parte de la población que vive en aparente seguridad económica ha decidido ser indiferente a los problemas sociales y políticos del país. Entonces, ¿qué hacer? Bueno, como artista mexicano integrante de la sociedad, voy a hacer todo lo que se me ocurra y a usar mi talento para crear y organizar distintas formas de pensar, trabajar con mentes que actúen decididamente contra un pueblo indiferente y un gobierno pútrido.

 

 

Un comentario en “Se inicia la gira Rock para construir

  1. Me parece poca madre esta iniciativa y más que nada que no se queda solo ahí sino que el Mao lo convierte en realidad honesta, no como los ratas del mal gobierno y la sociedad dizque “bien buena onda” mexicana. Esos pueblos son la identidad que todavía le queda a esta ciudad. Ya en las demás zonas hay puro wannabe que se siente “como en New York o París”…Felicidades Mao!