• 10 muy buenos discos de rock del 2018


    2018 no fue ni por asomo el mejor año para el rock. No hubo nuevos álbumes que revolucionaran al género o que posean la calidad de clásicos intemporales. Hubo, eso sí, trabajos excelentes y de ellos hemos elegido una decena que ponemos a la consideración de nuestros lectores.

  • Medio siglo del banquete de limosneros


    Beggars Banquet (1968) se llamó el séptimo del grupo en el Reino Unido. Sería la última obra discográfica en la que participaría Brian Jones y eso es un decir, ya que tocó en muy pocas canciones y se involucró escasamente en la grabación del acetato.

  • Depedro, de década


    Todo va a salir bien. Era lo que aquel hombre inquieto interpretaba a lo lejos, cuando el gallo cantaba anunciando el alba. La intersección entre la noche y el día, el punto análogo entre las dualidades mesoamericanas.

  • Zeta: la magia infinita de morir y nacer de nuevo


    Seis tracks producidos por Zeta, Light & Noise y Waipea Records; seis tracks honestos, blancos, como la piel del muerto en la que deriva el filo del asfalto tras el skate de la tarde, el golpe en las costillas del slam nocturno, y el beso de la novia en el amanecer que ya se fue.

  • Naiv: progresivo, pop y trip hop


    The Quest es una obra que debe escucharse continuamente, porque no deja de revelar sus matices. Ximena en la voz es una sílfide en cada una de sus apariciones y a ella le corresponde “suavizar” y “transportar” la canción a otros parajes y entre esta inclinación al pop y el trabajo instrumental que se encarga de proponer otras rutas, otros páramos, se gesta una deliciosa tensión en la que hay también momentos etéreos.

  • A medio siglo de Electric Ladyland


    Un disco tan extraordinario como irregular. Quizá debido a su ambiciosa extensión, este álbum doble de The Jimi Hendrix Experience —tercero y último trabajo oficial no sólo del trío sino del propio Hendrix— peca de cierta inconsistencia, aunque a final de cuentas el balance sea muy positivo.

  • Sufro sufro sufro: vivo e intenso a 15 años


    Es 2003 y el arribo del nuevo milenio plantea interrogantes en todos los ámbitos de la vida. El rock nacional no es la excepción y aunque se levantan varias manos, muy pocas, contadas, tienen algo interesante que decir. Una de ellas, San Pascualito Rey (SPR), lo hace con un disco debut intitulado Sufro sufro sufro.

  • Los Beatles en 1968


    A finales de 1967, los Beatles habían dado por terminado su escarceo con la meditación trascendental del Maharishi Mahesh Yogi, quien resultó un perseguidor de jovencitas como Mia Farrow. John Lennon alguna vez declaró que tuvo que enfrentar al hindú y le dijo: “Nos vamos”. Angustiado, el “maestro” preguntó por qué, a lo que Lennon respondió: “Si eres tan místico, ya deberías saberlo”.

  • Por los buenos tiempos, el lado B del rock mexicano


    Sin compromiso comercial, con libertad absoluta para elegir las canciones de las agrupaciones a homenajear y sin restricciones para los invitados, los dos volúmenes de Por los buenos tiempos cuentan una historia arrinconada, pero que ahora, al ser rescatada y reactualizada, recupera su brillo.