¿Todavía había buen rock hace diez años? Sí y bastante mejor que el que se hace ahora. 2009 fue un año estupendo para el género, especialmente para el llamado alt-rock, con grandes álbumes y grandes canciones, aunque también hubo mucha música basura que llegó a los primeros lugares de popularidad y de la que hoy nadie se acuerda. He aquí una muestra de lo mejor que se produjo a lo largo de ese año que al mismo tiempo parece tan cercano y tan lejano.

Dirty Projectors en Brighton, 2009.
Fotografía de Greg Neate bajo licencia de Creative Commons.


15.- “Help, I’m Alive”. Metric. Estupenda pieza de este grupo canadiense encabezado por la gran Emily Haines, un rock pop un tanto oscuro que viene en el cuarto álbum de Metric, Fantasies. Existe una muy buena versión acústica.


14.- “Lust for Life”. Girls. Este dueto de San Francisco prometía mucho y realizó un disco debut realmente bueno, del cual esta canción es el segundo sencillo y una muestra clara de lo que era el rock alternativo a fines de la década pasada, incluido su muy divertido, diverso e indie video. La influencia del brit pop es bastante clara también.


13.- “Know Your Enemy”. Green Day. Aun cuando las canciones de Green Day suelen sonar muy parecidas entre sí, algunas de ellas tienen ese algo que las hace destacar y resultar buenas y sólidas piezas. Es el caso de “Conoce a tu enemigo”, típico tema à la Billy Joe Armstrong, producido por Butch Big para el exitoso álbum 21st Century Breakdown, aparecido en abril de 2009. Pegajoso sin duda.


12.- “Lisztomania”. Phoenix. Con su cuarto disco en estudio, Wolfgang Amadeus, el grupo francés Phoenix logró un gran éxito internacional. Aunque su sonido tiene mucho del rock-pop inglés (aparte de que cantan en ese idioma), alguna huella queda de sus orígenes galos y lo demuestran en esta muy buena y difundida canción.


11.- “Young Adult Friction”. The Pains of Being Pure At Heart. Algo tiene este grupo de Brooklyn, con ese encantador sonido shoegaze que lo hace especialmente extrañable. En su álbum debut homónimo lo demostró con creces y “Young Adult Friction” es un excelente ejemplo de ello.


10.- “Daniel”. Bat for Lashes. La anglopaquistaní Natasha Khan, mejor conocida como Bat for Lashes, presentó en 2009 su segundo álbum, Two Suns, y aunque no resultó tan bueno como el primero (Fur and Gold, 2006), de cualquier manera no desmereció del todo y la prueba es esta etérea y sensual composición que de hecho se convirtió en el mayor éxito de Khan en su carrera.


9.- “Her Eyes Are Underneath the Ground”. Antony and the Johnsons. El minimalismo de cámara del proyecto encabezado por el cantante andrógino Antony Hegarty tuvo en el disco The Crying Light, de 2009, su cúspide artística y esta canción es la mejor muestra de su misteriosa y fascinante propuesta. Una maravilla.


8.- “Uprising”. Muse. Grandilocuente y en ocasiones hiperbólica, la música de Muse atrae sin embargo a multitudes con su mezcla probada de rock alternativo, glam, electrónica y una pizca del estilo de Radiohead. “Uprising” ilustra a la perfección esa grandilocuencia cercana al melodrama e incluso a la cursilería, aunque sin duda efectiva y certera.


7.- “For What It’s Worth”. Placebo. No es la mejor canción de Placebo, pero posee todos los elementos del estilo del trío. Primer sencillo de su álbum Battle for the Sun es, con todo, una digna muestra de lo que los creadores de “Pure Morning” y “Without You I’m Nothing” estaban haciendo en 2009. Brian Molko y compañía mantenían la forma y también la fórmula.


6.- “People Got A Lotta Nerve”. Neko Case. Hermosa balada de pop rock con guitarras punteadas que recuerdan el sonido sesentero de The Byrds. Neko Case, proveniente de The New Pornographers, es una compositora llena de finura y sensibilidad y en esta pieza puede escucharse cierta influencia de Stevie Nicks. Una canción sin mácula.


5.- “Two Weeks”. Grizzly Bear. Dueño de un sonido fino e intrincado, este cuarteto neoyorquino logró con Veckatimest su obra maestra y con “Two Weeks” una carta de presentación perfecta para el disco. Con la ayuda invaluable de Victoria LeGrand (de Beach House) en la voz femenina añadida a las armonías vocales del grupo, la canción resulta absolutamente perfecta.


4.- “VCR”. The xx. Con su disco debut, hace una década estos londinenses trajeron un estilo austero que los acerca al trip hop pero con elementos del synth pop, la electrónica y la música dark. Jamie xx, con las voces susurrantes de Romy Madley Croft y Oliver Sim, logró crear un sonido seductor e irresistible.


3.- “My Girls”. Animal Collective. El pop psicodélico de Avey Tare y Panda Bear está plenamente presente en esta maravilla coral que es como una actualización de los Beach Boys o como si Brian Wilson hubiera hecho una canción a ritmo de house. La letra de Tare habla sobre sus hijas y el deseo de dar un hogar a su familia. Una preciosidad.


2.- “Actor Out of Work”. St. Vincent. Desde su debut, con el extraordinario Marry Me de 2007, la guitarrista, cantante y compositora estadounidense Annie Clark demostró un genio fuera de serie que confirmaría con sus siguientes trabajos discográficos. Esta pieza pertenece a su segundo opus, el estupendo Actor (claro, de 2009), y muestra, en escasos dos minutos, el talento musical de Clark en todo su esplendor.


1.- “Stillness Is The Move”. Dirty Projectors. David Longstreth es uno de los grandes geniecillos del rock actual y desde hace tres lustros lo ha demostrado con creces al frente de su proyecto Dirty Projectors que para 2009 tuvo quizá su mejor momento con ese discazo que es Bite Orca. Con la compañía de dos mujeres fantásticas, la guitarrista Amber Coffman y la bajista Angel Deradoorian, ambas con voces que van más allá de lo terrenal, logró crear un sonido fracturado y extraño que en en esta composición alcanza su clímax. Una maravilla.


Si el lector desea conocer una relación más amplia de temas de 2009, lo invitamos a escuchar la siguiente lista en Spotify: