La reciente aparición de My Love Story, la reveladora y estrujante autobiografía de Tina Turner, ha traído de nuevo a la palestra a una de las más grandes cantantes de soul de todos los tiempos, quizá sólo por debajo de la divina Aretha Franklin. Recordemos a esta enorme intérprete (quien el mes próximo cumplirá 79 años de edad) con diez de sus canciones más significativas.

Tina Turner. Fotografía de Philip Spittle, bajo licencia de Creative Commons.


1.- “Proud Mary” (del álbum Workin’ Together, 1971). Esta composición de John Fogerty, una clásica en sí misma, se convirtió en un tema clave de la música soul gracias al arreglo de Ike Turner y a la interpretación de Tina y las Ikettes. Energía y fuego en estado puro.


2.- “River Deep-Mountain High” (del álbum River Deep-Mountain High, 1966). El primer gran éxito de Ike and Tina Turner, canción escrita y producida por Phil Spector, pared de sonido incluida. La pieza es intrincada y difícil en su estructura, con una orquestación que parecería ajena al soul y al rhythm and blues, pero funcionó de maravilla y lanzó a la fama a la cantante.


3.- “What’s Love Got To Do With It” (del álbum Private Dancer, 1984). Una canción completamente ochentera para un disco que relanzó a Tina como solista y como gran figura de la música estadounidense en un retorno que sorprendió a propios y extraños. Pop-soul de primera línea con una Turner en plena madurez a sus 45 años cumplidos.


4.- “The Acid Queen” (del álbum Acid Queen, 1975). La composición de Pete Townshend para la rock-ópera Tommy (1968) y que Tina interpretó en la película del mismo nombre, dirigida en 1975 por el sobrevaloradísimo Ken Russell, fue incluida en este peculiar y poco exitoso disco de la cantante nacida en Tennessee. Pero el sobrenombre de “La reina ácida” se le quedaría para siempre.


5.- “The Best” (del álbum Foreign Affair, 1989). Turner hizo esta versión de la composición de la británica Bonnie Tyler y la superó con creces para hacerla suya y convertirla en un gran éxito de popularidad. El solo de sax es clásico de las canciones pop ochenteras.


6.- “Private Dancer” (del álbum Private Dancer, 1984). Gran composición de Mark Knopfler (Dire Straits) que por el simple hecho de su autoría le otorgó una enorme legitimidad al regreso de Tina Turner a las grandes ligas. El fantástico solo de guitarra de Jeff Beck es un más que agradecible plus.


7.- “Ooh Poo Pah Doo” (del álbum Workin’ Together, 1971). Espléndida pieza de Jessie Hill que Ike & Tina Turner interpretaron de manera magnífica y sensual, aunque permanece como un tema oscuro y poco conocido. Soul-funk de primerísima clase. El solo de sax es clásico de las canciones soul sesenteras.


8.- “Get Back” (del álbum Workin’ Together, 1971). Desde su época con Ike Turner y luego como solista, Tina gustaba de interpretar composiciones de los Beatles (“Help”, “Come Together” et al). Esta versión de “Get Back” resulta muy apegada a la original del cuarteto de Liverpool, pero no deja de ser una delicia.


9.- “Golden Eye” (del soundtrack de la película Golden Eye, 1996). Escrita por Bono y The Edge, se trata del tema principal de la cinta homónima, parte de la saga del agente 007. La combinación James Bond-U2-Tina Turner funcionó a las mil maravillas y se convirtió en un absoluto éxito.


10.- “Whole Lotte Love” (del álbum Acid Queen, 1975). La versión que hizo Led Zeppelin del blues original de Willie Dixon fue retomada por Tina Turner para este muy peculiar cover arreglado muy al estilo de Isaac Hayes. Toda una curiosidad.