El jazz contemporáneo es una caja de sorpresas. Cuando parece que ya todo está inventado y que no hay manera de encontrar un nuevo hilo negro, surgen proyectos como Sons of Kemet que nos dejan con el azoro en la boca.

Este cuarteto inglés de interesante dotación instrumental (un saxofonista/clarinetista, un intérprete de tuba y dos percusionistas) logra crear una música basada en la rítmica, pero al mismo tiempo con una inventiva melódica sorprendente.

Encabezado por Shabaka Hutchings (sax y clarinete), este austero pero florido grupo acaba de dar a luz su tercer disco, primero para la mítica disquera Impulse!, la misma en cuyo catálogo relucen los nombres de Alice Coltrane, Pharoah Sanders, Oliver Nelson, McCoy Tyner, Michael Brecker, Danilo Pérez y muchos más, incluido —por supuesto— el genio de John Coltrane.

Your Queen Is a Reptile es el título de este álbum conceptual que contiene nueve piezas de títulos similares. Todas las composiciones llevan las palabras “My Queen Is”, a las que se les añaden los nombres de nueve mujeres icónicas de raza negra, a quienes se les rinde tributo. Las homenajeadas van de la mítica activista de los sesenta Angela Davis a la sicóloga Mamie Phipps Clarkey, pasando por la anticolonialista jamaicana Nanny of the Maroons y hasta por la abuela del propio Hutchings, Ada Eastman. Musicalmente, los temas recorren diversos estilos que lo mismo remiten al reggae de Jamaica y otros  ritmos caribeños que a la música tradicional sudafricana y al jazz de Nueva Orleans y de la parte sur de Londres, donde abundan los clubes del género. También hay funk, free jazz y avant-jazz, además de rap (por cortesía del poeta londinense de ascendencia nigeriana Joshua Idehen).

Aunque el disco tiene una intención crítica (es una obra que no sólo cuestiona a la mismísima reina de Inglaterra, sino que de hecho la desconoce como soberana de los inmigrantes y la enfrenta con las otras nueve reinas), la música no es necesariamente furiosa o disonante. Por el contrario, hay pasajes de inspirada belleza (“My Queen Is Anna Julia Cooper”), así como de contagiosa alegría bailable (“My Queen Is Yaa Asantewaa”).

Your Queen Is a Reptile es uno de los mejores discos de jazz de lo que va de 2018 y se apunta para ser una de las grandes grabaciones del año. No se lo pierda ni por equivocación.