Difícil de creer, pero han pasado 30 años ya de que estas canciones sonaban todo el tiempo. Todas son de 1988, un año que parece tan cercano… y tan lejano.


1.- “Got My Mind Set on You”. George Harrison. Aún en plenitud, el añorado ex beatle tomó esta vieja canción de 1963, escrita por James Ray, para incluirla en su álbum Cloude Nine. Harrison la sumó a su disco por nostalgia, la misma nostalgia que hoy nos provoca escucharla en su voz.


2.- “Don’t Worry Be Happy”. Bobby McFerrin. Tal vez fue esta la canción más popular de aquel 1988. Gran intérprete de jazz, soul y otros géneros, McFerrin tenía una especial habilidad para combinar voces con diferentes timbres y mejor ejemplo que este no puede haber. Un tema alegre y optimista, con una alegría y un optimismo que hoy tanta falta nos hacen. Un dato: fue la primera canción a capella de la historia en lograr un primer lugar en el hit parade.


3.- “Sweet Child O’Mine”. Guns N’ Roses. Una de las mejores composiciones del polémico grupo encabezado por Axl Rose y Slash. Escrita por Rose para su novia de aquel entonces Erin Everly, hija de uno de los Everly Brothers, es una balada rock (que tiene más de rock que de balada) que no ha perdido actualidad y sigue tan fresca y duradera como hace tres décadas. Lo que no duró fue la relación de Axl y Erin.


4.- “Orange Crush”. R.E.M. Gran canción de Michael Stype y compañía. Los de Athens, Georgia, se encontraban en su punto más alto de popularidad y creatividad y esta pieza se encumbró en todas las listas del entonces llamado rock alternativo. No es el tema más famoso de R.E.M., pero en su momento sacudió a muchos.


5.- “Desire”. U2. Poderosa y vertiginosa, esta gran composición del cuarteto irlandés toma prestado un beat a la Bo Diddley para estremecer al escucha. Forma parte del disco de U2 más influido por la música estadounidense, el sensacional Rattle and Hum. Una maravilla.


6.- “Handle with Care”. Traveling Wilburys. Preciosa melodía de este super grupo compuesto por George Harrison, Bob Dylan, Tom Petty, Roy Orbison y Jeff Lynne. Duele pensar que tres de ellos ya no están entre nosotros.


7.- “Simply Irresistible”. Robert Palmer. Aunque parecería que este poperísmo tema de Palmer hubiese sido grabado antes, también tiene 30 años de edad. Efectivo y con un beat al mismo tiempo seco y sensual, debió mucho de su éxito al video original que lo acompañaba (con aquellas mujeres de helada cachondería que danzaban al lado del cantante) y que por extrañas razones no puede encontrarse en YouTube (no en buenas condiciones al menos). Pero esta versión televisada no está nada mal como consuelo.


8.- “Bad Medicine”. Bon Jovi. El rock ambiguo (mitad duro, mitad fresa) de este grupo logró sin embargo varias canciones memorables a lo largo de su prolongada carrera. Esta es una de ellas, un rock para grandes arenas, contagioso y peligroso como una mala medicina.


9.- “Roll with It”. Steve Winwood. A fines de los ochenta, el antiguo y legendario integrante de Traffic y Blind Faith entró en una fase más pop, aunque sin perder un ápice de su gran calidad artística. Algunos afirmaban que se había convertido en la versión ligerade Peter Gabriel (who knows). Como sea, esta es una pieza sensacional, un irresistible soul blanco lleno de alma negra.


10.- “Fast Car”. Tracy Chapman. Una delicia. Chapman debutó con su primer disco aquel año 88 y esta canción de corte social, acerca de una mujer que trata de escapar de la pobreza, es hoy una clásica, un folk-rock levemente jazzy, interpretado con un sentimiento muy especial por esta cantautora que en ese entonces frisaba los 25 años de edad. Para muchos melómanos, su pieza maestra.