• Ry Cooder y el hijo pródigo


    Ry Cooder es un músico que hace lo que le gusta y no se sujeta a modas o tendencias. Originario de la ciudad de Los Ángeles, donde nació en 1947, a sus 71 años sigue activo y creativo, como lo demuestra su más reciente disco, The Prodigal Son.

  • 11 de Serrat cantadas por otros (y otras)


    Aunque para las nuevas generaciones quizás el nombre de Joan Manuel Serrat signifique poco, se trata de uno de los más grandes compositores en lengua española y lengua catalana. Gran poeta y gran hacedor de música, la obra del de Barcelona tendría que ser recuperada y revalorada por la generación millennial.

  • Iggy & the Stooges y su Raw Power


    En realidad, existió un proyecto mucho más auténtico y poderoso, mucho más subversivo y realmente incendiario. Me refiero a ese grupo sesentero de Ann Arbor, Michigan, que fue Iggy & The Stooges (Los Chiflados).

  • 10 canciones esenciales de La Barranca


    Acaba de aparecer Lo eterno, el onceavo disco de La Barranca, y esto es un acontecimiento, porque ningún proyecto musical mexicano dentro del rock ha mantenido tanta constancia y tanta consistencia en calidad musical y congruencia artística como la agrupación liderada por el guitarrista, vocalista y compositor José Manuel Aguilera. Para celebrarlo, he aquí una decena de grandes canciones del grupo a lo largo de sus 22 años de trayectoria.

  • Marvin Gaye y la (fallida) cura sexual


    En 1979, a sus cuarenta años, este legendario cantante era una ruina humana. Convertido en una especie de vagabundo, el alguna vez llamado Sinatra Negro malvivía en Hawaii, sumido en una gravísima adicción a las drogas y una enfermiza relación con el sexo.

  • Janelle Monáe, desde su sucia computadora


    Luego de un fantástico y explosivo debut discográfico con The ArchAndroid, al que siguió el estupendo y no menos grandioso The Electric Lady, Janelle Monáe, talentosísima creadora y dueña de una imaginación musical inagotable, regresa a la palestra con Dirty Computer.

  • Ford Theatre y el disco que nunca existió


    Trilogy for the Masses es una obra espléndida creada por un grupo que en muy poco tiempo fue por completo olvidado, al igual que lo fueron sus dos únicos discos. La obra fue compuesta por el violinista Wally Magee y el guitarrista Harry Palmer.