El jazz se ha convertido cada vez en un género más de culto y en general es ignorado por las grandes mayorías. Presentamos aquí una decena de álbumes jazzeros aparecidos este año, con propuestas muy diversas, interesantes y de absoluta excelencia artística. El orden no es necesariamente el de su importancia, todos tienen algo que dar, algo que decir, algo que expresar.

jazz


1.- Upward Spiral. Brandford Marsalis Quartet con Kurt Elling (Okeh Records). Dos titanes del jazz contemporáneo unen sus fuerzas en este impresionante disco. El ecléctico sax de Marsalis y la asombrosa voz de Elling se conjuntan para ofrecer uno de esos trabajos que pocas veces suelen aparecer. Una maravilla.

Tema destacado: “Practical Arrangement”.


2.- Together, As One. Dinosaur (Edition). Una espléndida recreación del Miles Davis en su etapa eléctrica, con una Laura Jurd cuya trompeta nada le pide a la del genio creador de Bitches Brew. Una obra aplastante.

Tema destacado: “Awakening”


3.- Beyond Now. Donny McCaslin (Motéma Music). El gran saxofonista que acompañó a David Bowie en su postrer disco Blackstar grabó este álbum que mucho tiene de agradecimiento hacia el gran Camaleón, fallecido a principios de año. Jazz de primerísima línea que incluye versiones a “A Small Plot of Land” y “Warszawa” de Bowie y Brian Eno.

Tema destacado: “A Small Plot of Land”


4.- Blues and Ballads. Brad Mehldau Trio (Nonesuch). Un disco si se quiere más de jazz clásico, tradicional, pero de una belleza conmovedora y una finura impecable. Mehldau es un pianista sensible y lo demuestra en esta preciosa selección de siete piezas sin desperdicio.

Tema destacado: “And I Love Her”


5.- I Long to See You. Charles Lloyd and the Marvels (Blue Note). ¿Jazz con sabor a country? No es exactamente la mejor definición de este disco que incluye covers que van desde “La llorona” hasta “Masters of War” de Bob Dylan (sí, “Masters of War” en jazz), pero es la manera más aproximada de determinar de qué va esta música tan atractiva. Un disco muy interesante y, sobre todo, muy disfrutable.

Tema destacado: “La llorona”


6.- Country for Old Men. John Scofield (Impulse). Ya que andamos en la vena campirana, este enorme guitarrista ha hecho un álbum de recogimiento campestre, luego de la pérdida de su hijo. Versiones jazzísticas a Hank Williams, Merle Haggard, Dolly Parton y James Taylor, entre otros, en este disco sorprendente y de aires pastorales… o casi.

Tema destacado: “Jolene”


7.- Diwan of Beauty and Odd. Dhafer Youssef (Okeh). El cantante y oudero (toca el oud tunecino, instrumento oriental de cuerdas parecido al laúd) presenta una obra de gran belleza en la que la música tradicional de su país se combina a la perfección con el jazz. Un trabajo sublime.

Tema destacado: “Fly Shadow Fly”


8.- Oh Gee! Alan Barnes, Dave O’Higgins & the Sax Section (Woodville). Jazz de banda, jazz tradicional y espectacular en este gran disco encabezado por el veterano saxofonista Alan Barnes y el trompetista Dave O’Higgins. Un álbum para gozar de la música y gozar de la vida con un swing contagioso.

Tema destacado: “The Chase”


9.- Arclight. Julian Lage (Mack Avenue). Lage toca una guitarra limpia, precisa y sensible y lo demuestra en este disco de extraordinaria factura, en el que sus composiciones se mezclan con algunos covers de exquisito gusto. Uno de los mejores discos de jazz del año.

Tema destacado: “Fortune Teller”


10.- In Movement. Jack DeJohnette/Ravi Coltrane/Matthew Garrison (ECM). Discazo. Todos los aires de John Coltrane en esta grabación imprescindible. Tres músicos de primer orden –un baterista, un saxofonista y un bajista– unen sus talentos para producir esta joya. Un álbum para verdaderos diletantes del jazz.

Tema destacado: “Serpentine Fire”

 

 

2 comentarios en “2016: 10 discos fundamentales de jazz

  1. Excelente selección. Felicidades, pocas veces en cuanto al jazz se refiere hay buenas selecciones. Los comentarios me parecen lugar común pero interesenstes para los no conocedores. Saludos

  2. En mi opinión, faltaría incluir:
    – Snarky Puppy, de Culcha Vulcha.
    – Everything’s Beautiful, de Roger Glasper.
    – Emily’s D+Evolution, de Esperanza Spalding.
    – Take Me to the Alley, de Gregory Porter.

    Y quitaría Julian Lage, The Chase (que suena de los más trillado) y Dhafer Youssef (que me parece de lo más anodino)