• Una fantasía de Mozart


    Mozart es todo finura, todo gracia, todo exquisitez. Quien va a un concierto con obras de Mozart habría de poner a enfriar en el refrigerador su corazón tempestuoso, si es que lo tiene.

  • Silvestre Revueltas y la brujería


    Bien podría considerarse a Sensemayá, de Silvestre Revueltas, la obra musical mexicana por antonomasia. No hay quien resista su embrujo. De ritmo telúrico, su orquestación es vasta y vigorosa, aún más que la de Redes y Janitzio, esas otras dos obras maestras orquestales de Revueltas. Genio atormentado, insaciable, siempre insatisfecho, cúspide, gambusino de vetas musicales, […]

  • Manifestaciones pianísticas


    Por el Canal 22, veo y escucho —o escucho y veo, sería más apropiado decir— a Claudio Arrau interpretar el cuarto concierto de Beethoven. De inmediato se advierte en Arrau al músico que finalmente ha llegado a la parte más alta de la montaña y que de pronto se ha detenido a contemplar el horizonte. […]

  • Una vida para la música


    Por Eusebio Ruvalcaba Realmente Mozart fue un fecundo autor de conciertos para piano. Cuando menos dejó al mundo once obras maestras de este género: los conciertos números 9, 12, 17, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25 y 27 (estoy pensando estrictamente en los conciertos, no en otras vertientes para el piano: sonatas, fantasías, etcétera […]

  • Glenn Gould mala onda


    Por Eusebio Ruvalcaba Realmente Mozart fue un fecundo autor de conciertos para piano. Cuando menos dejó al mundo once obras maestras de este género: los conciertos números 9, 12, 17, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25 y 27 (estoy pensando estrictamente en los conciertos, no en otras vertientes para el piano: sonatas, fantasías, etcétera […]

  • Gould, jarabe de pico


    Por Eusebio Ruvalcaba Realmente Mozart fue un fecundo autor de conciertos para piano. Cuando menos dejó al mundo once obras maestras de este género: los conciertos números 9, 12, 17, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25 y 27 (estoy pensando estrictamente en los conciertos, no en otras vertientes para el piano: sonatas, fantasías, etcétera, […]

  • Bach


    Por Eusebio Ruvalcaba Hace 327 años vino al mundo un hombre de apellido Bach y de nombre Johann Sebastian. No es posible hablar de Bach sin descubrirse. Está por encima de todo adjetivo. Nadie como él ha acompañado al ser humano en las buenas y las malas. Lo mismo su música consuela en los momentos […]

  • La Mütter


    Por Eusebio Ruvalcaba De acuerdo con la opinión —que en su caso es mucho más que eso— de Anne Sophie Mütter, la excelsa violinista alemana, actualmente esposa de André Previn, de acuerdo con ella, el más grande concierto escrito para violín es el de Chaikovski. Sus argumentos son irrefutables: que este concierto propicia el lucimiento […]

  • El jefe Chausson


    Por Eusebio Ruvalcaba Me pregunto por qué en la música es tan importante llevar la memoria del maestro-alumno. En el programa de mano, el músico siempre acota de quién es alumno. Tal vez la razón estriba en que ─en el caso de la música, insisto─ los alumnos son la obra del maestro (sobre todo cuando […]

  • Para llegar a Brahms


    Por Eusebio Ruvalcaba Alexander Borodin. Sin ti, la música de cuarteto no sería lo que es. Ese segundo movimiento, el Notturno, tiene un sitio de honor en la historia de la música. Ganado cuesta arriba, porque nunca tenías tiempo para componer. Quizá la inspiración te vino de las mujeres que encontrabas en tu camino y […]