• Earthtless, aplanadora sicodélica


    La máquina calienta los primeros minutos y una vez que han soltado los músculos, todo comienza a trepidar. La guitarra se convierte en la punta de lanza, es la herramienta que, imbatible, avanza y aniquila todo lo que quiere o suele atravesarse en su camino.

  • Tomando el té con Alicia y el Sombrerero Loco


    He hablado en diversas ocasiones en este espacio de cómo Decibel, una agrupación surgida en los años setenta, tuvo un resurgimiento importante al arribar al 2010, una especie de renacimiento porque a partir de entonces se les ha visto con frecuencia en escenarios y grabaciones.

  • Con V de Horrors


    Sónica y letrísticamente, el álbum se siente como una renuncia consciente a las sensibilidades pop del grupo, con diez cortes que desafían la clasificación de género fácil. La de The Horrors es música para llenar sótanos oscuros en lugar de estadios.

  • La seducción masiva de Annie Clark


    A partir de la grabación de su primer disco, el espléndido Marry Me, bajo la denominación de St. Vincent, la cantante, guitarrista y compositora de origen tejano Annie Clark mostró que su propuesta era por completo diferente a cualquier cosa que hubiéramos escuchado antes.

  • El odiado Steven Wilson


    To the Bone debe leerse como el testimonio de un compositor de su tiempo que redefine el rock progresivo mediante la incorporación del pop. Ha sido cruzada de Wilson conciliar mundos en apariencia dispares; no creo que en este álbum haya alcanzado la síntesis buscada, pero sí ha quedado muy cerca.

  • ¿Un Beck popero?


    Dicen que no se puede ser perfecto. No es que Beck lo sea o pretenda serlo, pero hasta ahora tanto su carrera musical como su obra discográfica habían sido prácticamente impecables.

  • Micah P. Hinson y su incursión en la ópera folk


    Se puede nacer en el siglo XX, habitar el XXI, pero en realidad ser una persona de otra época. Es como estar atrapado en un momento de la historia que no es el tuyo. Algo tiene este hombre de un viejo trovador, de un vaquero errante, de una especie de juglar del folk.

  • Everything Everything y su sueño enfebrecido


    Everything Everything elabora una música compleja pero a la vez paradójicamente accesible. Por la parte instrumental, todos sus integrantes son de excelencia, con una sección rítmica sólida y potente y un guitarrista pleno de inventiva.