• Memorias de un melómano sarnoso:
    The Cure y su influencia en México


    El movimiento de rock gótico o dark que por ese entonces encabezaban bandas como Siuoxsie and the Banshees, Love and Rockets, The Sisters of Mercy, Cocteau Twins, Human Drama e incluso, de alguna manera, Depeche Mode y el propio The Cure, tuvo una gran influencia en todo el mundo y en México, en particular, donde era muy difundido por la estación radiofónica Rock 101, pegó en ciertos sectores juveniles de la clase media urbana.

  • Expectativas:
    Más sobre los Beatles


    Los Beatles son un grave problema filosófico, todo lo meten en conflicto. No se pueden situar como algo fijo o definitivo. Se mueven. No son algo bueno por completo, ni son algo todo malo. Tal es su duradera importancia. Hacen pensar, sentir y actuar de muchas maneras.

  • Sonidos de Babel
    Cornershop: la India U.K.


    El nombre de la banda inglesa Cornershop se originó de un estereotipo sobre los asiáticos británicos, el cual afirma que éstos siempre poseen tiendas en las esquinas. En tal cliché hay un obvio racismo, sustentado en la idiosincracia discriminatoria producto del pasado colonial británico, misma con la cual han tenido que vivir los inmigrantes indios y sus descendientes.

  • Mujeres y hembras


    A punto de cumplirse un año del fallecimiento de nuestro querido amigo y colaborador Eusebio Ruvalcaba, lo recordamos con este texto publicado en 2006 en su columna “Un hilito de sangre” de la revista La Mosca en la Pared.

  • Sonidos de Babel:
    S & M: Los sofocos del placer masoquista


    Aunque las palabras aún guardaran la prudencia en aquellos tiempos, aunque en realidad no se supiera mucho sobre la verdadera forma de vivir tales experiencias, el rock, con su novedoso mundo fetichista, se convirtió desde un principio en una ceremonia dedicada al deseo, en una parábola de la perversión.

  • Shibusashirazu Orchestra: una fascinación salvaje


    La Shibusashirazu Orchestra (SSO) es otro concepto del espectáculo musical. Se torna en escena en un auténtico cuadro viviente, como si fuera la representación de El jardín de las delicias de El Bosco o incluso una delirante pintura surrealista. Ésta es una banda de geometría variable que pugna por el libérrimo avant-garde progresivo.