• Historia de una canción:
    La voz de la protesta


    “Strange Fruit” respiró dentro del círculo de las reuniones de izquierda del Nueva York de 1938, hasta la llegada al bullicioso sótano de un edificio ubicado en Sheridan Square, en el Greenwich Village, rubricado como Café Society, donde más tarde empezaría su rumbo al éxito, como parte del repertorio de la expresiva cantante Billie Holiday.