Califato ¾ es un experimentado colectivo de músicos andaluces que armoniza la música electrónica avanzada con músicas enraizadas en la tradición popular gitana, para crear lo que denominan como el Ravemancero (rave + romancero gitano), un nuevo género electrónico proveniente de la cultura más encubierta de Andalucía.

Califato ¾ verdaderamente suena a cante original, a himno andaluz agitanado; una mezcla entre tornamesas drogadas con culturas gitanas, judías, musulmanas y cristianas, con las que echan por delante el corazón en altoparlantes de rave y alcohol, en medio del mutismo de la Semana Santa en Andalucía, del Domingo de Ramos al de Resurrección: la pasión y la muerte del silencio.

El tiempo de los gitanos ha llegado y siempre es un honor estar a la vanguardia y poder entrevistar a la gente que admiras ídolos. Aquí, una entrevista con la cultura escondida de Califato ¾.

Fotografías: Cortesía de Califato ¾


¿Cuáles son sus playas favoritas de Andalucía, las del Océano Atlántico o las del Mediterráneo?
Hay playas increíbles tanto en la parte atlántica como en la mediterránea. Cabo de Gata, en Almería; La Herradura, en Granada; Nerja, en Málaga; Bolonia, en Cádiz o Isla Canela, en Huelva, son algunas de nuestras favoritas.

¿Qué es lo que le ofrece la música electrónica a los ritmos de tradición popular andaluza?
Los patrones rítmicos del folclor son universales. Si colocamos bombos sintetizados en vez de golpecitos a una botella de anís, lo que estamos haciendo es lo que se ha hecho siempre, pero con las herramientas que tenemos en nuestro presente. La música electrónica en buenos equipos de sonido hace que vibren el cuerpo y la mente. En las fiestas de Semana Santa, cuando éramos niños, vivíamos una experiencia similar, la de “sentir la música dentro de nosotros”. Con los tambores que hacían temblar las calles y las melodías épicas de las cornetas, se te ponían los pelos de punta. Es imposible no sentir algo ante semejante situación y para alguien de fuera o de visita en Andalucía también es así: si estás ahí, lo sientes.

¿Se crea así un nuevo folclor, el de la rave y el de la Semana Santa?
Nosotros jugamos creativamente con nuestras variadas referencias personales, no es que seamos conceptuales. Simplemente combinamos el folclor y la tradición con nuestro bagaje musical actual: sonidos, trucos, conocimientos y tecnología. El nuevo folclor, neo-folclor o “folclor futurista” es simplemente nuestro folclor.

¿De cuáles colectivos proviene Califato ¾?
Califato ¾ surge de la unión de varios miembros de tres de los colectivos más activos del underground musical sevillano-malagueño: Breaking Bass, LIE Radio e Industrias94.

Háblame de Breaking Bass.
Breaking Bass es un colectivo surgido a principios de 2011 y que se centra en la bass music, pivoteando en todos sus subgéneros. Su subtítulo es Andalusian Underground Bass Collective. Records, Parties & Hard Drugs resume muy bien la idiosincrasia del proyecto. Lo mejor es escuchar las sesiones y ver los videos, para comprender el espíritu del colectivo que en 2012 puso en marcha Breaking Bass TV y en 2017 Breaking Bass Records. BSN POSSED es de Málaga, con Sergio Ruiz (alias “Stay Puft’) y Enrique Gervilla (alias “Broken Lip”), quienes llevan años convirtiendo sus raíces soul, funk, hip-hop, los sonidos del dubstep y el future garage en footwork. Un manejo cariñoso de los 160 bpm que los ha llevado a viajar por España, China y el Reino Unido, donde se reconoce su gran trabajo en la electrónica más subterránea, con el sello Iberian Juke como bandera.

¿Qué me puedes decir de LIE Radio?
Se trata de un proyecto de radio online que empezó en 2013. LIE es una red de amigos que periódicamente emite podcasts o los retransmite directamente desde su local. Este radio/colectivo nació para poner en valor la música independiente en todos los registros y momentos posibles. En Sevilla, es un colectivo pionero en acercar la música al horario diurno, desarrollando los sonidos más espirituales o tribales, del funk al techno, pasando por la música del mundo y terminando en los sonidos más callejeros y raveros.

¿Y respecto a Industrias94?
Es el colectivo más joven de los tres, de pocas palabras y mucha música. Inclasificable, con ramalazos tanto punkis como cluberos por todas partes y que podéis escuchar en Spotify, comprar en Bandcamp o ver en Youtube. Comparten local (“El Establo”) con otros proyectos como Pony Bravo, Fiera, Mopa, Perla o Los Voluble.

¿Qué quieren decir con “cultura escondida”?
La cultura escondida es la que, por diversas razones y desde diversos ámbitos de poder, se ha intentado ocultar o deformar. En las zonas empobrecidas (cómo lo es Andalucía respecto a España, Latinoamérica respecto a Estados Unidos o África respecto a Europa) se han desarrollado estos procesos paralelamente a los de explotación económica. Cuando nos referimos a la cultura escondida también hablamos del underground, de la cultura que no tiene vocación de transversalidad sino que posee como único objetivo ser herramienta de expresión y en muchos casos de denuncia.

“Echa mano a la bolsa, barba hermosa, y echa mano a la bolsa, cara de rosa”. ¿Qué tipos de lisonjas de gitanos entran en Califato ¾?
Los gitanos son un pueblo importantísimo en la configuración del folclor andaluz y para nosotros su cultura es una fuerte influencia. De todos modos, la mayoría de nuestras letras son propias, solemos coger más cosas en el plano musical.

Hablemos de Puerta de la Cânne (Breaking Bass Records, 2019), ¿cuáles son sus referentes bibliográficos? Además de Antonio Manuel, escucho ahí mucho del Romancero gitano de Federico García Lorca.
Lo del Romancero gitano lo comentó Ozantoño Torres en Mondosonoro, haciendo un cariñoso paralelismo de nuestro disco con el Romancero, porque éste muestra todas esas cosas “escondidas” por la mentalidades más conservadoras de la época. Al libro lo consideraron en su momento antiagradador, antifolclórico y antiflamenco. Es muy exagerado el paralelismo, nosotros simplemente nos pusimos a jugar creativamente y salió el disco. Es muy variado el resultado, hay muchas capas de Andalucía, el hilo conductor es “sonar andaluz” y es lo que vamos encontrando a través de sampleos o melodías muy de aquí. “Ravemancero” es una palabra muy guapa para imaginar visualmente el proyecto, resume bastante el disco.

¿Cómo fueron esos días en las montañas preparando el disco L’ambôccá?
L’ambôccá lo hicimos en cuatro días muy intensos que estuvimos en una casa de campo en verano de 2018. Llevamos discos, cacharros, instrumentos y cosillas mágicas y terminamos los seis temas allí, luego los reposamos y los terminamos técnicamente para sacarlos el cuatro de diciembre. Nos gustó lo que salió y como nos entendíamos muy bien, repetimos el modus operandi en 2019 para Puerta de la Cânne, pero estando doce días en vez de seis. Nos gusta esa manera de hacer los temas entre todos en un encierro-campamento musical.

¿De quién fue la idea de incluir el manifiesto (homenaje) a los compases 3/4, 6/8 y 12/8?
El manifiesto lo pensamos en grupo. Aunque somos totalmente flexibles creativamente y no planificamos cuando hacemos música, al empezar un tema casi siempre partimos con esas premisas rítmicas, utilizar los compases 3/4, 6/8 o 12/8, porque son los compases que se usan en el flamenco y en la música andaluza. Nuestro patrón de trabajo suele ser incorporar elementos de la música electrónica 4/4 a piezas que van en patrones rítmicos propios del folclor andaluz.

¿Cuál consideran que sea la mayor riqueza de los palos flamencos?
No es que sea una riqueza, pero los palos permitieron ordenar esquemáticamente la rítmica y que se asentaran formas de cantar para que cantaores-guitarristas que no se conocían pudieran compartir voz y música. El cantaor o cantaora se sube al ritmo del palo, no hay canciones, sólo hay letrillas cortas que hablan de la vida y lo bonito de esas letras y esquemas musicales es que han sido trasmitidas oral y musicalmente con la aportación de los aficionados y los maestros del estilo, lentamente, generación a generación. En términos musicales, los palos son como esquemas musicales que ya han tenido un calado en la gente, de tal manera que podemos imaginar creativamente una letra o una melodía y hablar de cosas,  inquietudes y temas de ahora en esas rítmicas populares y conocidas de toda la vida.

¿Qué representa para ustedes La leyenda del tiempo, de Camarón de la Isla?
La leyenda del tiempo es un disco lleno de libertad y verdad, en el que hay muchísimo sentimiento y talento. Como muchos saben, fue un disco incomprendido en su momento pero que con el tiempo ha recibido el reconocimiento que merece. Para nosotros es un referente, al igual que lo es el resto de la obra de Camarón.