1930 es un año importante para la música. Es el año en el cual se realiza, en la ciudad de Nueva York, la primera grabación microtonal con el llamado Sonido 13, creado por el compositor mexicano Julián Carrillo. La pieza que se grabó fue el Preludio a Colón, interpretada por The 13th Sound Ensemble of Havana, dirigido por el cubano Ángel Reyes. También es el año del debut como solista de Bing Crosby y del estreno de la Sinfonía de los salmos de Igor Stravinsky. En Londres nace la Orquesta Sinfónica de la BBC y el bluesero Bukka White realiza su primer disco.

Por otro lado, en México Pascual Ortiz Rubio toma posesión como presidente de la república, en Uruguay se realiza el primer campeonato mundial de futbol, Federico García Lorca publica Poeta en Nueva York, León Trotsky su autobiografía Mi vida, Sigmund Freud su esencial El malestar de la cultura y aparecela primera edición de El halcón maltés de Dashiell Hammett. En cine, se estrenan El ángel azul de Josef Von Sternberg, Sin novedad en el frente de Lewis Milestone y La edad de oro de Luis Buñuel y Salvador Dalí. Fue el año de nacimiento del escritor Tom Wolfe, los jazzistas Ornette Coleman, Sonny Rollins, Ray Charles y Herbie Mann, el bluesero Little Walter, los actores Sean Connery y Steve McQueen, así como los cineastas Claude Chabrol y Jean-Luc Godard. El año, también, del fallecimiento del escritor inglés Arthur Conan Doyle.

He aquí diez canciones fundamentales de ese año memorable (resulta interesante percatarse de que casi todos los temas tenían una larga introducción instrumental por parte de una orquesta y hasta cerca de la mitad entraban la voz o las voces).

Louise Brooks. Fotografía parte de la colección George Grantham Bain 
en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.


1.- “Embraceable You”. Red Nichols & His Five Pennies. Aunque fue escrita por George y Ira Gershwin en 1928, la canción fue dada a conocer dos años más tarde, como parte del musical East Is West que nunca llegó a estrenarse. Aun así, se trata de un clásico del repertorio de los hermanos Gershwin.


2.- “Georgia on My Mind ”. Hoagy Carmichael. Aunque este enorme tema es siempre asociado con Ray Charles, quien la grabó en 1960, en realidad fue escrito por Carmichael y grabado originalmente en 1930. Se popularizaría un año después, en la hermosa versión del saxofonista Frankie Trumbauer y su orquesta.


3.- “Love for Sale”. Cole Porter. Porter escribió este tema sobre una prostituta en 1930, para el musical The New Yorkers. Un diario de la época la acusó de ser una canción de “mal gusto” y las radiodifusoras evitaron difundirla. Sin embargo, con el tiempo llegó a convertirse en un estándar y existen cientos de versiones por parte de todo tipo de intérpretes.


4.- “Three Little Words”. The Rhythm Boys. Un fox trot escrito por Harry Ruby y Bert Kalmar. El gran Duke Ellington la grabó en 1930 acompañando las voces de los Rhythm Boys, en los que cantaba nada menos que un joven y debutante Bing Crosby. La versión fue usada en la película Check and Double Check, de ese mismo año.


5.- “Time on My Hands”. Lee Wiley. Aunque la grabación de Wiley es de 1931, la canción fue estrenada un año antes en el musical Smiles, donde la cantaba la propia Wiley, quien ha sido prácticamente olvidada a pesar de su gran popularidad en los años treinta, cuarenta y cincuenta.


6.- “On the Sunny Side of the Street”. Ted Lewis. Todo un clásico de la música popular estadounidense. Atribuido al compositor Jimmy McHugh, existe la versión de que en realidad fue escrito por Fats Waller, quien lo habría vendido por cuestiones raciales, a fin de que la canción pudiera ser incluida en un musical de Broadway.


7.- “I Got Rhythm”. Ethel Merman. Otra clásica de los Gershwin. Su progresión de acordes es la base de muchas otras piezas populares de jazz, como el estándar “Anthropology (Thrivin ‘on a Riff)” de Charlie Parker y Dizzy Gillespie. La versión de Merman fue grabada en 1930.


8.- “Bye Bye Blues”. Louise Brooks & Frankie Trumbauer. La legendaria actriz y sex symbol de su época, Louise Brooks, grabó este tema de Fred Hamm. Su voz grave y casi masculina sorprende por su peculiar tonalidad y encaja a la perfección con este tema que posteriormente fue grabado por infinidad de intérpretes


9.- “Puttin’ on The Ritz”. Harry Richman. Difícilmente el lector desconocerá esta canción llena de irresistible calor e inquietante sensualidad. Escrita por Irving Berlin para la película homónima de 1930, es una de las grandes composiciones de finales de los rugientes años veinte y principios de los treinta.


10.- “Promise True and Grand”. Bukka White. Este gran blues man nacido en 1909 grabó su primer disco en 1930 y del mismo es este tema que muestra su peculiar estilo aún influido por el gospel. Una maravilla, más allá de su valor histórico.