Hace un mes comenzó a circular Instinto, la tercera producción de Ekos, agrupación integrada por Ana Camelo (voz, teclados), Carlos Clériga (batería), Víctor Juárez (bajo) y Jesús Torres (guitarra y voz), alineación que ha logrado mantenerse unida durante el último lustro y cuyos resultados quedan plasmados en el trabajo mencionado.

Si hacemos caso a ese refrán popular que señala que la tercera es la vencida, efectivamente: en esta ocasión el cuarteto lo ha logrado. No es que sus producciones anteriores fueran malas, pero tanto Ekos como Ola Interna, vistas en retrospectiva, se antojan como los movimientos y el desbroce de influencias necesarios que les permitieron llegar a este tercer paso.

Fotografía: Cortesía Ekos

Grabado en Sound Mob Studios, de Ciudad de México, y producido por ellos mismos, el álbum abre con “Vuelve a mirar”, una especie de reloj de pulso interno. Cantado por Ana Camelo, el corte no muestra a un nuevo Ekos, sino a la agrupación que finalmente ha encontrado la síntesis de su propio sonido, una amalgama entre lo pop, la progresión —sin llegar a virtuosismos onanistas— e incluso cierta agresividad metalera.

Hay nuevos rasgos en la música de estos cuatro o tal vez sea mejor decir que esos trazos ahora son más advertibles. Es el caso de la pátina de funk desplegada por Víctor Juárez —imperturbable bajista, mudo en palabras, pero elocuente con las notas— en “Fiel obsesión”, donde además las voces de Camelo y Torres imprimen un tono muy amable a la música.

Las aspiraciones sinfónicas aparecen en “Mi vida en ti”, un tema triste con un muy buen solo de guitarra de Torres, aunque para mi gusto bastante breve. “En-contraste”, por su parte, presenta ciertos toques de folk y una alternancia de voces entre guitarrista y tecladista bellamente armonizada. Cierra el álbum “Mi última voz”, un corte en el cual aparece nuevamente ese impulso folk con la guitarra de Torres, su voz y los teclados de Camelo que trazan atmósferas y paisajes, para luego ingresar bajo y batería muy discretamente hasta finalmente hacerse presentes cerca del minuto tres; no obstante, la composición mantendrá ese tono distante, lento, relajado y de despedida para finalmente “reventar” cerca de los seis minutos y cerrar el disco con un tono optimista.

Si bien hasta aquí sería suficiente no sólo para acercarse, sino también para hacerse de Instinto, la corona de esta joya se da en “Creando vacíos”, quince minutos en los que se han decantado las influencias, los tonos, las atmósferas —heredadas y propias— que el grupo ha adquirido en el camino. En realidad, los primeros cuatro  minutos del track lo instalan en un aura de prog pop, pero al llegar a ese momento, la orientación de la composición cambia, las guitarras llaman “a batalla” y un épico sintetizador de Camelo abre una puerta a una dimensión diferente. Bienvenidos al mundo de Ekos, una banda inspirada, creativa, decidida a dejar huella. A partir de entonces, la música es mucho más dinámica, con cambios de tiempo, guitarras multiplicadas, bajo y batería en constante diálogo, desplegando solos que dan mayor dinamismo al corte y vuelven a abrazar el tema principal de esta suite que es equiparable a otras importantes composiciones de largo aliento en el ámbito del rock progresivo mexicano (“Reminiscencias de un mundo sin futuro” de Iconoclasta, “A New Millennium-Spirits in Movement” de Códice o “La Ilíada” de Cast).

Instinto es el primer disco de rock progresivo mexicano del 2020 y ha puesto el rasero muy alto para los grupos nacionales del género. Es la obra de una cuarteta que ha llegado a su momento cúspide, una agrupación que ha entendido que el género debe renovarse. En ese sentido, el álbum posee un sonido de rock progresivo de la segunda década del segundo milenio: completamente actual y vigente.

Ekos presenta Instinto. Foro Hilvana (Puente de Alvarado 17 A), domingo 9 de febrero, 16 horas.

 

 

Un comentario en “Ekos: dejar huella

  1. Muy buena reseña de un gran álbum y muy de acuerdo con las opiniones vertidas en ella. Únicamente hacer notar que sus primeras 2 producciones se llaman Luz Interna y Otra Dimensión (no Ekos y Ola Interna), las cuales, al igual que Instinto son también excelentes.