Este miércoles 20 de noviembre se celebró un aniversario más (el 109, para ser exactos), del inicio de la revolución mexicana, una más de las varias revoluciones que marcaron al siglo XX y que hoy son parte de la historia, unas como movimientos derrotados, otras como fenómenos desvirtuados y otras como caricaturas de lo que pretendieron ser. La palabra revolución, sin embargo, sigue emocionando a muchos (aunque en ocasiones no se sepa bien a bien qué significa realmente) y el concepto ha sido motivo de canciones a lo largo del tiempo y en diversos géneros musicales, el rock entre ellos. He aquí, en dos partes, una veintena de composiciones rockeras con motivos de rebeldía social… y de revolución. Veamos las diez primeras.


1.- “Revolution”. The Beatles (1968). Lanzada como sencillo (fue el lado B del también sencillo “Hey Jude”), esta ambigua composición de Lennon y McCartney (en realidad de John Lennon) clama por el cambio pero, imbuida de una sabiduría digna de futurólogos, con una crítica a lo que era en ese tiempo el socialismo realmente existente, en especial con sus puyas al entonces líder chino, idolatrado por las izquierdas, el “chairman” Mao, y a los odiadores profesionales. Realmente interesante en su letra y todo un clásico.


2.- “Street Fighting Man”. The Rolling Stones (1968). Perteneciente al extraordinario álbum Beggars Banquet, esta “Peleador callejero” es todo un canto a la rebeldía juvenil, en especial la de los jóvenes londinenses, aunque esa rebeldía tuviera que verse limitada (“Bueno, ¿y qué puede hacer hoy un pobre muchacho / excepto cantar en una banda de rock n ‘roll? / Porque en la adormilada ciudad de Londres / no hay lugar para un peleador callejero”). Pero bueno, ya llegarían los tiempos de los punks, diez o quince años más tarde.


3.- “A Change Is Gonna Come”. Sam Cooke (1964). Una canción al mismo tiempo de desesperación y esperanza. De desesperación, por el largo tiempo de vivir en una situación límite; de esperanza, ante el cambio que se empieza a vislumbrar en el horizonte. Sam Cooke, una de las grandes glorias de la música soul, hizo de este tema un himno de la lucha por las libertades civiles, en especial la resistencia a las terribles condiciones de discriminación en que vivía la gente de raza negra y que a mediados de los años sesenta era ya insostenible. “Ha pasado mucho tiempo y mucho tiempo queda por delante / Pero sé que vendrá un cambio, oh sí, vendrá”.


4.- “For What It’s Worth”. Buffalo Springfield (1967). Posiblemente la canción más emblemática del movimiento juvenil sesentero. Escrita por Stephen Stills (quien lleva la voz principal), la letra no se refiere a la guerra de Vietnam, como algunos han interpretado, sino a una serie de disturbios que hubo en Los Angeles en aquella época y en los que la policía impuso el toque de queda. Un rock de protesta en toda la línea.


5.- “It Better End Soon”. Chicago (1970). “Mejor que termine pronto” sí es, en cambio, un tema directo en contra de la guerra estadounidense en el sudeste asiático. Escrita por Robert Lamm y cantada fantástica y agresivamente por el enorme Terry Kath (enorme vocalista y enorme guitarrista, tristemente fallecido en un tonto accidente cuando jugueteaba con una pistola), esta canción que cierre el álbum doble Chicago II es una brillante y vibrante crónica del sentimiento antibélico de la juventud occidental a finales de la década de los sesenta. Si bien la versión es estudio es de una perfección asombrosa, presentamos la versión en vivo, más cruda y visceral. Sí, Chicago alguna vez fue una banda que hizo cosas más allá de sus posteriores y cursis baladas de amor


6.- “Get Up, Stand Up”. Bob Marley (1973). Compuesta por Peter Tosh y el propio Marley, esta pieza emblemática de la dignidad y la rebeldía fue inspirada por las malas condiciones en que vivían muchas personas en islas caribeñas como Haití y la propia Jamaica natal de los autores. La interpretación del máximo representante del reggae (de hecho, el rock jamaicano) es un hito de la canción con tintes revolucionarios.


7.- “God Save the Queen”. Sex Pistols (1977). Tema antigubernamental por excelencia, escrito para denunciar el tratamiento que recibía la clase trabajadora británica en la década de los setenta. Divertidamente irrespetuosa e iconoclasta, la canción asustó a las buenas conciencias, aunque la revolución punk pronto fue mediatizada al convertirse en inocua moda.


8.- “Talkin’ Bout a Revolution”. Tracy Chapman (1988). Escrita por la propia Chapman, la letra afirma que la gente pobre se levantará un día contra la injusticia de su situación pues sus condiciones de vida son insoportables, etcétera. Hay cierta ingenuidad y, por supuesto, mucha buena fe que por desgracia el tiempo ha confirmado, ya que la situación de los pobres del mundo sigue siendo casi la misma 31 años después de que se grabó esta canción.


9.- “Fight the Power”. Public Enemy (1989). Posiblemente el grupo de rap más politizado y combativo en la historia del género y posiblemente su composición más politizada y combativa. No hace falta decir más. Poder negro. Fight the power!


10.- “Revolution Row”. The Tillers (2018). Agrupación militante si las hay, The Tillers proviene de Gran Bretaña, aunque su música está claramente influenciada por el folk estadounidense de finales de los cincuenta y principios de los sesenta del siglo pasado, tanto en el estilo como en sus letras politizadas y de clara protesta social. “Revolution Row” es uno de sus temas más emblemáticos, con claros ecos de Woody Guthrie y Pete Seeger.