Ric Ocasek (Baltimore, 1944) falleció el domingo pasado, a la edad de 75 años. El sempiterno líder de The Cars fue un músico y compositor que logró fusionar el new wave con el rock más puro, dando como resultado un sonido que tenía también una muy especial sensibilidad popera. Su mayor popularidad la consiguió durante los años ochenta, especialmente entre 1982 y 1986, y su grupo fue uno de los más beneficiados por MTV, debido a la calidad y el buen humor de varios de sus videos.

Gran lector de poesía, lo cual favorecía a sus letras, Ocasek también desarrolló una carrera como solista, aunque nunca con el arrastre de sus años con The Cars. He aquí una decena de sus espléndidas composiciones.


1.- “My Best Friend’s Girl” (Album: The Cars, 1978). La canción habla sobre alguien que le roba la novia a su mejor amigo, aunque Ocasek aseguraba que él nunca había hecho semejante cosa. Como curiosidad, el propio músico contaba que cuando escribió el tema y casi lo tenía terminado, se dio cuenta de que en la letra no aparecía una sola frase con las palabras del título. Entonces rehizo el coro para incluirlas.


2.- “Moving in Stereo” (Album: The Cars, 1978). La única canción del álbum debut de The Cars que no fue compuesta únicamente por Ric Ocasek. Se trata de una co-autoría con el tecladista Greg Hawks. La pieza apareció en la banda sonora de la película Fast Times at Ridgemont High (1982) y aparece también en uno de los trailers de la tercera temporada de la serie Stranger Things.


3.- “Just What I Needed” (Album: The Cars, 1978). La canción inicia idéntico que uno de los grandes éxitos del llamado pop bubblegum de mediados de los años sesenta del siglo pasado: “Yummy Yummy Yummy” de los Ohio Express. ¿Casualidad, fusil? Quién sabe. Pero así y todo es una gran canción de Ocasek, contagiosa y divertida.


4.- “You’re All I’ve Got Tonight” (Album: The Cars, 1978). Uno de los cortes más rockeros del álbum debut homónimo de The Cars. Gran canción.


5.- “Let’s Go” (Album: Candy-O, 1979). The Cars logró un mejor sonido aún que el de su primer disco en su segundo, el excelente Candy-O, y ésta, la canción abridora, es una excelente muestra de ello y un ejemplo claro de lo que era la new wave de fines de los setenta.


6.- “Touch and Go” (Album: Panorama, 1980). Con su tercer álbum, Ric Ocasek y los suyos dejaron un poco atrás el pop para incursionar en composiciones más elaboradas, pero el público no recibió muy bien el cambio. Sin embargo, hubo alguien a quien le gustó mucho: John Lennon. En la última entrevista de su vida, justo la mañana del día en que sería asesinado, el ex beatle comentó que “Touch and Go”, de The Cars, le parecía una canción proveniente de los años cincuenta pero al mismo tiempo con un estilo setentero y la comparó con su entonces flamante canción “(Just Like) Starting Over”. Cosas (tristes) del rocanrol.


7.- “Shake It Up” (Album: Shake It Up, 1981). Quizás el primer éxito masivo de la agrupación… y una de las canciones que menos le gustaban al grupo, al punto de que evitaba tocarla en sus conciertos. Ocasek decía que era una de sus peores letras. Toda una paradoja.


8.- “Magic” (Album: Heartbeat City, 1984). Heartbeat City es, a mi modo de ver, el mejor disco de The Cars, la obra que sintetiza lo mejor del grupo y lo mejor de Ric Ocasek como compositor, y “Magic” es una joya del mejor rock pop de los ochenta. Por otra parte, el videoclip se convirtió en un clásico por la caminata del cantante sobre las aguas de una alberca (para la trivia: el video fue filmado en la mansión de la madre de Paris Hilton, quien para ese entonces era una nena de tres años de edad).


9.- “Drive” (Album: Heartbeat City, 1984). Seguramente la más bella y melancólica de todas las canciones de The Cars…, aunque no la canta Ric Ocasek sino el bajista del grupo, Benjamin Orr, y lo hace de manera magnífica. La composición es de Ocasek, eso sí, y se trata de una breve obra de arte. ¿Quién va a llevarte a casa esta noche?


10.- “You Might Think” (Album: Heartbeat City, 1984). La canción más conocida de Ric Ocasek y The Cars. Y una de las más divertidas, video ingenioso incluido (ese Ocasek acosador que lo mismo se transforma en mosca que en King Kong es una maravilla). Emparentada con “Just What I Needed” y con la repudiada “Shake It Up”, en cuanto a su sonido bubblegum, “You Might Think” puede ser igual de boba, pero sin duda resulta entrañable.