Como mencionamos en la entrega anterior de esta lista, el rock nacional no sólo ha tenido momentos vergonzosos, sino que muchas de sus canciones resultan de pena ajena. Continuemos con la segunda de cinco partes de esta polémica (y divertida) relación, para cuya elaboración cooperaron muchos lectores.


1.- “Patito de hule”. Liquits. Una soberana sandez, de principio a fin.


2.- “Yuyu Mata Yuyu”. Los Rockin’ Devils. Presentada en su momento como la continuación de “Bule Bule” (háganme ustedes el favor), esta inenarrable pieza basa su tema en las burlas –de enorme mal gusto y nulo ingenio– a una mujer gorda,. Hoy sería condenada por el Conapred.


3.- “Metamorféame”. Caifanes. El título es un gigantesco error idiomático, pero el mayor error es haber grabado un tema tan malo.


4.- “Gallito inglés”. Zurdok. La peor canción de estos regiomontanos (la letra es infame) que lograron hacer algunas cosas mejores. Porque esto…


5.- “Abuelita de Batman”. Botellita de Jerez. Con todo el respeto que merece la trayectoria de este veterano grupo, su etapa cumbianchera sí que fue de pena ajena.


6.- “Virgen Morena”. El Tri. Una canción más papista que el papa. Baratura religiosa y pobreza letrística en esta pieza sobre “la virgen de Mexicó” (así con acento en la o, como se canta en la propia canción).


7.- “Ya mami (El imbécil de la moto)”. Tito Fuentes. Anodina, limitada, sin sentido; tan imbécil como el de la moto. ¿Por qué se grabó esto?


8.- “Patineto”. Maldita Vecindad. Una de las peores canciones de uno de los peores discos de los llamados Malditos. Digo, sólo escúchenla y traten de desmentirme.


9.- “Únete pueblo”. Control Machete. Rap mexicano y panfletario que en su momento resultó muy redituable y vendió muchos discos. Sólo que el tiempo no perdona.


10.- “Yo te AMLO”. Varios. La más solemne cursilería al servicio del más pedestre culto a la personalidad. Lastimosa y, sí, de penísima ajena.


Continuará.