El grunge (conocido también como sonido Seattle) es un subgénero derivado del rock alternativo, con sonidos cercanos al hard rock, el heavy metal, el punk y estructuras cercanas al rock clásico. Es música que surgió a finales de la década de los ochenta de la pasada centuria y se consolidó plenamente en la primera mitad de los noventa, con grupos provenientes principalmente del estado norteamericano de Washington, en particular del área de Seattle, una zona húmeda, fría y lluviosa, lo que se refleja de una y mil maneras en su sonido. Presentamos once canciones fundamentales, sin orden jerárquico (no están incluidos Sonic Youth, Smashing Pumpkins o Jane’s Addiction; su música, aunque emparentada con el grunge, derivó hacia otras rutas sonoras).


1.- “Would?”. Alice in Chains. Del álbum Dirt (1992). Esta estremecedora pieza apareció por primera vez en la banda sonora de la película Singles (1992), de Cameron Crowe, y se convirtió en un clásico instantáneo del grunge. El estilo a la vez escalofriante y fascinante de la agrupación encabezada por Jerry Cantrell y el desaparecido Layne Staley poseía un sonido elegantemente diabólico, sobre todo por sus siniestras pero irresistibles armonías vocales.

2.- “Smells Like Teen Spirit”. Nirvana. Del álbum Nevermind (1991). Inevitable incluir a esta, la canción grunge por excelencia, aunque no sea la mejor de Nirvana. Kurt Cobain, Dave Grohl y Krist Novoselic, con la ayuda del productor Butch Vig, la convirtieron en el himno de una generación desencantada y melancólica. Imprescindible en cualquier lista grungera que se respete.

3.- “Rusty Cage”. Soundgarden. Del álbum Badmotorfinger (1991). Vertiginosa composición de Chris Cornell, con una guitarra omnipresente de Kim Thayil y una vocalización agresiva y alucinante del propio Cornell, más una sección rítmica impecable, tanto en la rapidísima primera parte como en la impresionante y cortante sección final. Impensadamente, Johnny Cash le haría un estupendo cover folk-country cuatro años más tarde.

4.- “Even Flow”. Pearl Jam. Del álbum Ten (1992). Aunque algunos puristas del grunge (en especial los fanáticos más aferrados de Nirvana) cuestionan la autenticidad de este grupo de Seattle, a mi modo de ver el tiempo le ha dado su lugar como uno de los más grandiosos proyectos surgidos del grunge, estilo al que han hecho evolucionar cada vez con mayor inteligencia y finura. Su compacto poderío y su característico sonido ya forman parte de la historia no sólo del grunge, sino del rock mismo.

5.- “Holy Roller”. Mother Love Bone. Del álbum Apple (1990). Una de las agrupaciones-madre del grunge. Surgida en Seattle, su líder y cantante Andrew Wood hubiese sido la figura más trágica y emblemática del género, de no haber existido Kurt Cobain. Mother Love Bone es antecedente directo de Pearl Jam, ya que dos de sus integrantes (el guitarrista Stone Gossard y el bajista Jeff Ament) surgieron de aquel grupo.

6.- “Hunger Strike”. Temple of the Dog. Del álbum Temple of the Dog (1991). Escrita por Chris Cornell, se trata de una de las más bellas piezas derivadas del grunge. Temple of the Dog fue un efímero supergrupo conformado por integrantes de Soundgarden y Pearl Jam. El dueto vocal entre el propio Cornell y Eddie Vedder es una joya, al igual que el arreglo de guitarras. La letra es de contenido social y habla sobre robar pan para dárselo a los pobres.

7.- “Nearly Lost You”. Screaming Trees. Del álbum Sweet Oblivion (1992). El legendario grupo, fundado en 1986 por Mark Lanegan, logró sumarse al movimiento grunge y esta, su más célebre composición, es parte de su sexto y penúltimo álbum. Tiene todos los elementos del grunge, junto con una peculiar y paradójica melancolía.

8.- “Touch Me I’m Sick”. Mudhoney. Del álbum Hype! (1996). Aunque esta canción fue grabada en 1988, como sencillo, no apareció en un larga duración hasta ocho años después. Sarcástica y llena de humor negro, rompe con la gravedad trágica de la mayor parte de la música grungera y hasta podría decirse que es un rock de garage. Sin embargo, Mudhoney fue un grupo muy influyente en la escena de Seattle y tuvo una fuerte relación con otro grupo pionero del grunge: Green River.

9.- “Pretend We’re Dead”. L7. Del álbum Bricks Are Heavy (1992). ¿El mejor grupo femenino de grunge? No lo sé, aunque sí el más auténtico y crudo. La gran Donita Parks escribió este tema de amor-odio con un toque de punk y otro de pop, aunque con la densidad instrumental del grunge. El riff inicial tiene un dejo de los Kinks.

10.- “Plush”. Stone Temple Pilots, Del álbum Core (1992). Un tema con mucho del estilo de Pearl Jam (incluso la voz de Scott Weiland suena casi idéntica a la de Eddie Vedder). Stone Temple Pilots nunca fue un grupo plenamente grungero, pero esta pieza tiene todo el espíritu de aquel movimiento.

11.- “You”. Candlebox. Del álbum Candlebox (1993). Una especie de one hit wonder del grunge el de esta estupenda aunque poco trascendente agrupación de Seattle. “You” es una enorme composición, explosiva e infecciosa, con una estructura ascendente que hipnotiza, seduce y enajena de manera deliciosa. Sólo por esta canción Candlebox merecería la inmortalidad.