Adán Ramírez Serret nació en la ciudad de Oaxaca, en 1982. Ahí trabajó como bibliotecario en la Biblioteca del IAGO y luego dirigió la Fonoteca Eduardo Mata, ambas fundadas por Francisco Toledo. En la Ciudad de México, trabajó como librero en la librería El Péndulo. Estudió Letras Hispánicas en la UAM Iztapalapa con una tesis sobre El mono gramático de Octavio Paz, dirigida por Evodio Escalante. Actualmente, colabora divulgando la literatura en diversos medios de comunicación, principalmente en Atando Cabos, con Denise Maerker, y en el periódico El Sur de Guerrero.

¿Cuál fue el primer disco que escuchaste?
Siempre estuvo presente en mi vida la Ola Británica de los años sesenta, pues esos grupos fueron para mis padres una especie de religión. Así que en lugar de ir a la iglesia los domingos, escuchaba música con mis papás los sábados en la noche. Sin embargo, recuerdo que la primera canción que se diferenció de las demás y que escuché de manera consciente fue “I Can’t Get No (Satisfaction)” la cual venía en el primer disco compacto que tuvimos: 16 éxitos de oro de los Rolling Stones. Las canciones venían traducidas en la contraportada y en poco tiempo me las aprendí todas. Eran: “Martes de rubí”, “Ella es un arcoíris”, “Diente de león”, “Jack el saltarín”, “Corazón de piedra”, “Peleador callejero” y otras más.

¿Cuál es el primer disco que compraste?
Me gustaría decir que fue otro, pero la realidad es que el primero que compré era de rap. Se trata de “Too Legit to Quit” de MC Hammer.

¿Cuál fue el primer disco que le envidiaste a alguien por no poderlo tener?
Fui bastante ambicioso: todos los discos de los Kinks que tenía mi tío.

¿Cuál es tu disco favorito para manejar?
No manejo mucho, pero si lo hiciera más, seguro sería alguno de T.Rex: The Slider o Tanx.

¿Cuál es el disco que mejores recuerdos te trae?
Quizá Bringing Down the Horse de Wallflowers o Don’t Steal Our Sun de The Thrills.

¿Cuál es el disco que más te avergüenza tener?
Yo creo que de manera cobarde los he regalado todos, pero sigo con algunos gustos culpables. Una canción de Natalia Lafourcade, por ejemplo.

¿Cuál es el disco que más lamentas haber perdido?
Es una pregunta muy dura, tanto que creo que he bloqueado el recuerdo. Aunque ahora que lo pienso, creo que uno de Bauhaus en vivo. Más bien lo aposté… y perdí.

¿Cuál es el disco que adquiriste más recientemente?
These People de Richard Ashcroft.

¿Cuál es el disco que más te ha influido en la vida?
Yo creo que Urban Hymns de The Verve. Recuerdo que la primera vez que lo puse, el impulso más fuerte que tuve fue ponerme a escribir. Abrió, de una u otra forma, algunas puertas de la creatividad.

¿Cuál es el disco que prefieres para hacer el amor?
No lo había pensado. Quizás Earth, Sun, Moon de Love & Rockets. En especial (caigo ahora en la cuenta de lo simbólico) “Youth” y “Waiting for the Flood”.

¿Cuál es el disco que quisieras que tocaran en tu funeral?
Algo profundo y lleno de vida: The White Album de los Beatles.

¿Cuáles son los cinco discos que te llevarías a una isla desierta?
Exile on Main Street de los Rolling Stones.
A Northern Soul de The Verve.
Without you I’m Nothing de Placebo.
The Invisible Band de Travis.
Sleepwalker de los Kinks.