Ante la fragmentación de mercados que marca los derroteros de la industria musical, una de las posibles estrategias para enfrentarla es la sinergia. Cuando algunos sectores de la población, empujados por líderes de opinión de gran ignorancia, hablan de la inexistencia del rock mexicano, es necesario echar mano de la resistencia y voltear a esos sitios que no son el Palacio de los Deportes ni el Vive Latino, el Auditorio Nacional o el Auditorio Plaza; sí, mirar los pequeños clubes, sitio natural en donde nace cualquier grupo.

Esta semana arranca Pandilleros Tour, una pequeña gira en la cual Barcos D Papel, URSS Bajo el árbol, Dandy Overdose, La Era Vulgar y Viva el Rey visitarán algunas ciudades del país para promover su trabajo y tratar de ampliar su mercado.

“En Pandilleros Tour –dicen– queremos crear vínculos entre las bandas, los foros y el público de distintas latitudes, con el objetivo de fortalecer la escena de música independiente e incentivar su consumo”.

Si en realidad existiera una democratización de los medios, la sola mención de estos nombres garantizaría el éxito de este mini tour; sin embargo, algunas experiencias similares han demostrado que no obstante la oferta, el público se resiste a la novedad. Desafortunadamente, no conozco a todas los reunidas bajo el terrorífico nombre de Pandilleros Tour, pero la producción de dos de ellas es un buen ejemplo de otras formas de manifestarse del rock mexicano.

URSS Bajo el Árbol (Mauricio Solo, voz; Exael Salcedo y Rogelio Gómez, guitarras; Christian Villanueva, batería; Jonathan Arellano, sax, teclados; y Javier Jara, bajo) se formó en 2009 y a la fecha cuenta con tres producciones. El año pasado lanzaron Multiverso, disco arriesgado y en el que por vez primera dieron cabida a la canción. El paso fue aventurado, pero resuelto de manera satisfactoria. Probablemente en sus letras sea poco ambicioso, pero musicalmente se abre a experimentar. De entrada, parece no ofrecer secretos y repele a sus antiguos seguidores; pero al escucharlo con más detenimiento, uno se percata de lo atinado de la producción.


URSS Bajo el Árbol

Multiverso es sólido. Hay en él buena composición, la ejecución es impecable. La banda trabaja canciones, pero estas no se ciñen a una estructura convencional, hay en ellas alientos de rock progresivo, tintes de fusión, toques de pop, pizcas de jazz, pero el todo está tejido armónicamente y no deriva en el eclecticismo. Para algunos, tres discos en casi una década podrá parecer poco, pero cada uno de ellos muestra a una agrupación en ascenso y cada vez más robusta.

Por su parte, Barcos D Papel (Eduardo Reyes, voz, guitarra; Daniel Díaz, guitarra; José Gabriel Montoya, batería y percusión; y Alejandro de la Rosa, bajo) lanzó Laboratorio laberinto, tercera producción de una carrera que inició hace seis años. En ella, el grupo consolidó un sonido que tiene la peculiaridad de no ceñirse a una fórmula. En su base está el rock que funciona como el cemento, sobre el cual se deslizan otros impulsos, sean estos de jazz, folk, progresivo, funk, rap o ligeramente experimentales.


Barcos D Papel

En directo el cuarteto es potente. En ellos lo fino y la energía se tienden la mano y de esa alquimia surge una música poderosa, llena de matices, con una sección rítmica solvente, una guitarra solista que echa a andar solos que en sí mismos son una delicia y un vocalista que, además de cantar con la víscera, escribe letras en las que la realidad de este país es un asunto vital. Ambos, URSS Bajo el Árbol y Barcos D Papel, son dos entidades poco valoradas, pero de calidad fuera de duda.

Dicen los implicados en esta breve gira: “Estamos buscando ser una alternativa a los formatos, plataformas y festivales ya conocidos por el público. Queremos salir del esquema y dejar atrás los grandes monopolios de la industria musical en México. Estamos convencidos de que los nuevos tiempos traen consigo cambios y que estos cambios deben ser liderados por más y nuevos modelos de organización”.

Si es usted de quienes creen que aquí no pasa nada, esté atento al paso de Pandilleros Tour por su ciudad.

Pandilleros Tour arranca el 17 de febrero en el Beat 803 de Puebla. En marzo hará escala en Texcoco (Doppler), Morelia (Tesla) y Chimalhuacán (Foro Vurt); en abril: Cuernavaca (The Pit), Toluca (Sala Traffic) y CDMX (Multiforo Alicia).