Una visita virtual a Chiliomodi, villa ubicada en Tenca, provincia de Corinto, Grecia, muestra una localidad pacífica, una comunidad rural con hermosos paisajes y grandes espacios abiertos, un sitio ideal para meditar…, pero también para aburrirse.

Su población asciende a 1699 habitantes, según datos tomados de la red, y entre las “personalidades” que han emergido del lugar se apunta 1000mods, banda de stoner rock. No sabemos si los oriundos de la pequeña villa se enorgullecen de que el cuarteto gire continuamente por el mundo o si agradecen que estos viajes les evitan escuchar los ensayos de la banda, estruendo que seguramente se escuchará fuera de sus fronteras.

Dani G (bajo, voz), Labros, batería; Giannis S. y George T. (guitarras) formaron 1000mods  en 20006  y un año después debutaron con el EP Blank Reality, al cual siguió otra grabación en idéntico formato llamada Liquid Sleep (2009). Por ese entonces aún se encontraban lejos de definir su estilo, aunque ya daban muestras de poderío y brutalidad en su sonido.

Su primer registro en álbum se da con Super Van Vacation (2010), placa en la cual la indefinición, aunque menor, todavía persiste. 1000mods es estridente, pero también tejen pasajes lentos y trabajan transiciones paulatinas con las cuales generan tensión, aunque las explosiones no se escuchan del todo resueltas, pues más que trabajadas se antojan un pegote. Sin embargo, el disco era un cristal al que era necesario pulir, pero en el que ya encontramos algunos temas logrados (“Road to Burn” es un buen ejercicio de introducción al universo de la agrupación y en “Alice in Navy” y el tema que da título a la obra, la conjunción entre lo pesado y una cierta melodiosidad aporta toques distintivos).

El rompecabezas toma forma en Vultures. Aquí hay temas fraguados a fuego medio (“She”, “Low”, “Vultures”) en los cuales aflora una ligera pátina de blues que luego habrá de fundirse con la acidez de las guitarras para reventar en esa muestra de stoner condimentada con un poco de Black Sabbath y Nirvana que, ahora sí, alcanza el perfecto cocimiento.

El registro pesado se alcanza en “Modesty”. “Reverb of the New World”, una de las mejores composiciones de todo el disco, entrega dos minutos iniciales que son una honda que estira, estira y estira hasta alcanzar su máxima tensión, para finalmente dispararse y enviarnos a un viaje de sicodelia absoluta.

Para entonces, los griegos se han ganado la designación de la banda más poderosa del stoner europeo y en Repeated Exposure to… (2016) confirman el membrete. Es su producción más lograda hasta ahora. Dani G se acerca a las canciones de una manera diferente, explota su voz con otros matices. La naturaleza pesada de 1000mods está allí, inmutable, pero ahora logra combinarse más amigablemente con esa veta melódica que ha estado presente en la vida del cuarteto y que alcanza excelentes resultados en canciones como “Loose” (ritmo circular preparatorio para luego adentrarse en ese sonido parido por el doom y el rock duro), la demoledora “Above 179” (lenta, incisiva, como si un dedo se posara sobre una llaga, la oprimiera continuamente y  anunciara el cataclismo a suceder en los minutos subsecuentes) o “Into the Spell” (cuyos primeros minutos funcionan como un hechizo  que atrapa para luego cernirse sobre uno con su dureza). “Electric Carve” se teje sobre un ritmo de boogie, pero es mucho más acelerada para luego dejar al bajo marcar una transición hacia territorios más vigorosos.

En dos semanas, 1000mods hará acto de presencia en escenarios mexicanos de la mano de L. A. Witch, un trío femenino oriundo de California cuyo debut epónimo ha tenido buena acogida en la escena del garaje rock.    Termina de dar forma al cartel Johnny Nasty Boots, banda de nuestro país cuyo debut se dio a conocer el año pasado.

1000mods, L.A. Witch y Johnny Nasty Boots, 3 de febrero, Foro Indie Rocks.