He hablado en diversas ocasiones en este espacio de cómo Decibel, una agrupación surgida en los años setenta, tuvo un resurgimiento importante al arribar al 2010, una especie de renacimiento porque a partir de entonces se les ha visto con frecuencia en escenarios y grabaciones. Que una de esas presentaciones haya sido en el Vive Latino es meramente anecdótico, porque en realidad la actividad en concierto del grupo se genera en ámbitos donde su música encuentra mayor eco. Uno de esos sitios, entre otros, es el Foro Alicia, donde el cuarteto (Alex Eisenring, Carlos Robledo, Walter Schmidt y Carlos Vivanco) se presenta con regularidad.

De una de esas visitas al lugar, surge ahora Tomando el té con Alicia y el Sombrerero Loco (Grabaxiones Alicia), placa registrada en directo en el foro de la Avenida Cuauhtémoc. Antes, todavía como trío, grabaron Decibel en vivo (Intolerancia, 2014), pero a diferencia de éste, en el cual las composiciones se probaron poco en concierto, Tomando el té… es un disco que muestra al cuarteto en un buen momento: sin dejo alguno de nostalgia y la mira puesta en el futuro.

La placa recoge composiciones aparecidas previamente en Insecto mecánico y Secuencias genéticas y como novedad se incluye la improvisación “Tomando el Té con Alicia” –la versión en cassette agrega un par de cortes: “Los sueños en la casa de la bruja” y “El color que cayó del cielo”, ambas grabadas en el MUAC de la UNAM–, pero lo más interesante es el Decibel que se encuentra plasmado allí.

El grupo regresó no para explotar su pasado, sino para proseguir un camino que ellos se encargaron de abrir en los setenta. Bien podrían haber encauzado su reciente actividad bajo parámetros de antaño; en vez de ello, la cuarteta se ha actualizado (composiciones recientes abrevan más del post punk que del Rock en Oposición, pero no olvidan su matiz vanguardista). Verlos interactuar sobre el escenario, tomar instrumentos convencionales, otros  inventados, juguetes y algunos objetos que utilizan para producir sonidos, se ha vuelto un atractivo visual.

Han generado una metodología de trabajo que han perfeccionado y en directo se les escucha asentados, compenetrados. Obviamente, las versiones en vivo, y por ende las incluidas en este álbum, son objeto de nuevas lecturas no muy alejadas de las originales pero sí diferentes y uno de los principales cambios se da en esa viveza y dinamismo que adquirieron en concierto los temas primigenios (“Krampus” y “Terrorist Couple”, por ejemplo, se erigen en cada presentación como los momentos más duros y energéticos).

No obstante, uno de los instantes más destacados de cualquier directo del grupo es cuando éste se pone a improvisar. Allí la comunicación entre ellos se hace más patente y consiguen pasajes muy atractivos como es el caso del corte “Tomando el té con Alicia” –aunque quien esto escribe les ha escuchado momentos aún mejores–,  prueba fehaciente de que cuando se desea, se pueden buscarse horizontes diferentes.

Decibel presenta Tomando el té con Alicia y el Sombrerero Loco el viernes 24 de noviembre en el Foro Alicia. Como invitados: Man in Motion y Camille Mandoki.