Hernán del Riego llega al Teatro de la Ciudad Esperanza Iris con su más reciente proyecto: ¡La Bola!… Cancionero para resistir, concierto integrado por el repertorio de su canal de música para Facebook y YouTube.

El proyecto de Del Riego busca ser una propuesta artística en la cual se intervienen canciones conocidas para hablar de temas relevantes actuales: migración, desigualdad y corrupción, entre otros. El espectáculo es un ejercicio de memoria por medio de canciones que buscan recuperar la voz viva que muchos mexicanos llevamos dentro, con un ánimo de pertenencia social.

“Este es un espectáculo en el que canto desde el fondo de mi corazón, desde el fondo de la voz de todos. Para decir, llorar y gritar nuestro dolor. Para mirarnos dentro y descubrir lo que nosotros, los mexicanos de dentro y de fuera, somos. En este concierto el público recupera su patrimonio, se apropia de su voz nuevamente y a través de las canciones de este cancionero para resistir volvemos a mirarnos dentro, para recuperar la confianza y la alegría. Recordar es resistir. Resistir ante el olvido, ante la desesperanza y el desasosiego que se nos vienen encima día a día a los mexicanos”, comenta el cantante.

Del Riego es ciudadano dual: mexicano y estadounidense, radica en San Diego, California, y vive la dicotomía de su condición, como millones de compatriotas. ¡La Bola…! es un proyecto vigente que ha encontrado gran aceptación entre un amplio público de diversas edades y contextos.

Este viernes 24 de noviembre,  a las ocho y media de la noche, se presentará en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, Centro Histórico, cerca del Metro Allende), con un repertorio musical que abarca una gama de diversos géneros, desde la canción tradicional mexicana, hasta la de autores contemporáneos. “El Barzón”, “La Martiniana”, “La llorona” y “Dios se fue a un bisnes” (éste de Tom Waits), son algunos de los temas que han repercutido en redes sociales. Se trata de un espectáculo con un formato de diez músicos, zapateadores y videos con textos de Mardonio Carballo, dirección artística de Nora Huerta e iluminación de Philippe Amand.

El trabajo de Hernán del Riego se puede consultar en:

Facebook
YouTube
Twitter