Llámesele como se quiera: revolución, revolufia o bola, pero la de México fue el primer movimiento armado y popular del siglo XX al que se le adjudicó el nombre de revolucionario y en muchos aspectos lo fue, aunque en muchos otros —quizá demasiados— no lo haya sido. Fruto de la lucha armada de 1910-1917 fueron los corridos, muchos de ellos dedicados a personajes reales o imaginarios, entre los cuales destacaron muchas mujeres. He aquí a una decena de ellas en este 20 de noviembre en que conmemoramos aquella revolufia.


1.- “Marieta”. Este corrido fue escrito en honor de Marieta Martínez, una adelita de la División del Norte. La música es alegre y la letra elegantemente pícara con fragmentos como “Su mamá dijo a Marieta: ‘deja ya la pretensión, déjate crecer el pelo y el vestido tan rabón; porque la mujer que tiene el vestido tan cortito, cuando llega así a agacharse se le mira muy bonito’”. La interpretación es de los hermanos Juan y David Záizar.


2.- “Las soldaderas”. La interpretación tosca y machorra de Míriam Núñez da un tono muy curioso a este relato sobre las soldaderas revolucionarias y la manera como participaron en el movimiento de 1910 a 1917.


3.- “La Chamuscada”. Este canción de autor anónimo, como muchos de los corridos revolucionarios, narra en primera persona la historia de una soldadera que tenía las manos quemadas por la pólvora y que “en las batallas fui siempre la primera, las balaceras nomás me hacían reír”. Gracias a su valor, cuenta, “llegué a ser general”. Muy bien cantada por América Martín.


4.- “Marijuana la soldadera”. Cantado por los Hermanos Bañuelos en una vieja grabación, este poco conocido corrido refiere la historia del amor entre el soldado Juan y su fiel y valerosa mujer, Marijuana. Podría preguntarse si en el fondo y con doble sentido se trata de la relación entre los soldados revolucionarios y la verde yerba vaciladora.


5.- “La rielera”. Uno de los más conocidos corridos revolucionarios sobre mujeres, en una gran versión de la legendaria cantante vernácula Lucha Moreno. “Yo soy rielera, tengo mi Juan / Él es mi amado, yo soy su querer / Cuando me dicen que ya se va el tren / Adiós mi rielera, ya se va tu Juan”.


6.- “La Cucaracha”. Popularísima y con muchas y diferentes versiones en su letra, se dice que proviene de España y que fue adaptada durante la revolución mexicana como himno de los villistas contra el usurpador Victoriano Huerta. María Felix interpretó el personaje de una soldadera con ese nombre en la clásica película homónima de 1958, dirigida por Ismael Rodríguez.


7.- “La Valentina”. Otro muy popular corrido de la revolución, en una versión espléndida de los Hermanos Zaizar. En el fondo, es una canción de amor y pasión por una mujer a quien pretenderla es un riesgo, pero un riesgo que vale la pena correr. Su coro principal está en la memoria de la mayoría de los mexicanos: “Valentina, Valentina, rendido estoy a tus pies, si me han de matar mañana que me maten de una vez”.


8.- “Caritina”. La historia de una guerrillera villista que llegó a coronela y murió en la miseria y el anonimato. La entrañable Amparo Ochoa rescató la canción y esta es su versión.


9.- “Juana Gallo”. Otra soldadera fiera y audaz que peleaba “como cualquier Juan” y era “el coco de todos los federales” a los que “se tronaba con su enorme pistolón”. Cantada por Lucha Moreno, hace honor a esta zacatecana cuyo nombre real fue Ángela Ramos y de quien, se cuenta, comandaba un escuadrón de mujeres dentro de la División del Norte. 


10.- “La Adelita”. Quizás el más popular de todos los corridos mexicanos dedicados a alguna mujer. Este hermosa versión de Amparo Ochoa, con la letra completa, es perfecta para despedir esta recopilación de poderosos personajes femeninos, reales o ficticios, de la revolución. ¿Quién no conoce sus versos más emblemáticos? “Si Adelita se fuera con otro, la seguiría por tierra y por mar / Si por mar en un buque de guerra, si por tierra en un tren militar”.