Trío de poder.

Una guitarra estruendosa, chirriante, ágil y muy distorsionada. El bajo nervioso, danzarín, irónico, siempre en contrapunto, dando constantes y fluctuantes giros acelerados en tiempo funky soul. Y la batería como todo un sistema de percusiones selváticas y urbanas a la vez, que suena y resuena con espíritu de jazz trepidante, desarticulando y reconstruyendo el cuatro por cuatro del rock.

california-2

Es la clave del rock pesado, el hilo rojo del poder liberador de la psicodelia más vital y electrizante. Blues ácido tocado a velocidad de la luz, con virtuosismo de genios románticos, libre improvisación y siempre un muy alto decibelaje.

La cumbre estética y poética de estos tríos de poder la ocupan de forma definitva la Experiencia de Jimi Hendrix, Noel Redding y Mitch Mitchell, la casa del colibrí, y la Crema de Eric Clapton, Ginger Baker y Jack Bruce, la casa del agua. Luego de esas dos muy altas torres de perfección inaudita, en los años setenta del siglo XX, hubo muchos tríos de poder con sus altas y bajas en el ser rockero garajero y gargajero. Bandas como Blue Cheer, Mountain, Grand Funk, ZZ Top, Police o Nirvana.

De estos esenciales tríos de poder emerge como ave rara la grabación de Randy California que aquí comento para ustedes. Su primer disco LP como solista, el titulado Kapt. Kopter and The (Fabulous) Twirly Birds, un producto de 1972.

california-3

Randy California (1951-1997) no fue el nombre verdadero de este personaje del rock del siglo pasado, este sobrenombre se lo dio el mismito Jimi Hendrix, su amigo y compañero de banda por un momento, Los Flamas Azules. Hendrix le llamaba así, Randy California, para distinguirlo de un Randy (de) Texas que también tocaba con ellos.   Cuando Jimi se fue a volverse una leyenda en Londres, Randy formó el grupo psicodélico Spirit. Cuando esta banda se separó al no alcanzar el éxito comercial, Randy California grabó el disco que les comento.

Se radicalizó y se dejó caer de cabeza en el lado garage y punketo del rock. Hizo una grabación impecable desde la nueva lógica eléctrica y psicodélica abierta por su amigo Jimi Hendrix. Integró un trío de poder con diversos bajistas y bateristas, un conjunto en el cual incluyó al bajista de la Experiencia de Hendrix, Noel Redding. La prueba de su maestría se encuentra en que trabajó más que nada con covers, para que se pudiera apreciar su trabajo imaginativo y la calidad de sus improvisaciones virtuosas. Tal como ocurre de forma ejemplar en las dos canciones de los Beatles que incluye: “Day Tripper” y “Rain”, el lado A y B del disco de 45 rpm de los Beatles. Son versiones que despojan de puerilidad y superficialidad los arreglos de George Martin, porque vuelven sucia y perversa la música de los Cuatro Fabs de Liverpool, algo en verdad difícil de lograr sin sonar a fracaso de ida y vuelta.

california-1

Entonces destaca de un modo formidable la versión que hace Randy California, junto con Larry “Fuzzy” Knigth en el bajo y Ed Cassidy en la batería, de la canción “Mother and Child Reunion” de Paul Simon. La transfiguran en un blues acelerado y muy barroco, un despliegue de técnica e ingenio por parte de los tres y todo en cosa de sólo tres minutos.

Una grabación para recordar a Randy California como el magnífico músico que fue y no como el sujeto de la demanda por plagio contra de Led Zeppelin, banda a la que, después de muerto California, se les acusó de haber plagiado una composición de éste, “Taurus”, para crear la introducción de su “Starway to heaven”, cosa que no se demostró en los tribunales. Y recordemos entonces que Randy California murió siendo aún muy joven, de 45 años, al ahogarse en el mar, después de haber librado de una corriente peligrosa a su hijo, al que con su sacrificio salvó la vida.