Ahora que se están cumpliendo 400 años del fallecimiento de William Shakespeare y que por todo el orbe abundan los tributos al literato y su obra, uno de los homenajes más originales es la edición de este álbum singular del controvertido y culto músico neoyorquino Rufus Wainwright.

rufus-wainwright-01

Take All My Loves: 9 Shakespeare Sonnets (DC Deutsche Grammophon) no es propiamente un disco de Wainwright, no al menos de una manera convencional. Es tal la cantidad de invitados (cantantes, actores, instrumentistas) que la voz del buen Rufus sólo se escucha como solista en dos de los doce cortes del plato. Sin embargo, los arreglos y la fausta producción corren a cargo suyo, así como la idea del concepto general.

No es la primera vez que Wainwright dedica un disco o parte del mismo a Shakespeare. Lo hizo en 2010 con All Days Are Nights: Songs for Lulu (Decca). Sin embargo, esta vez el homenaje al bardo de Avon es más abierto y claro y el resultado simplemente magnífico.

rufus-wainwright-02

Nos encontramos ante una ambiciosa y lograda mezcla de ópera, música de cámara, rock, pop y lectura de sonetos shakespereanos acompañados por diversos géneros musicales. Entre las voces habladas y/o cantadas que aparecen destacan las de las actrices Inge Keller, Helena Bonham-Carter y Carrie Fisher, los actores Jürgen Holtz, William Shatner y Peter Eyre y las cantantes Anna Prohaska y Florence Welsh. La mayoría de los nueve sonetos elegidos son interpretados en dos ocasiones, cada uno con diferente propuesta y distinto arreglo (hay de hecho dos lecturas en alemán).

Así, por ejemplo, el disco inicia con la lectura del Soneto 43 por parte de la veterana actriz y cantante galesa Siân Philips y en el segundo corte, el mismo poema es cantado por la soprano germana Ana Prohaska, acompañada por una orquesta de cámara. El soneto 29 es leído por la peculiar voz de Carrie Fisher, sin fondo musical, mientras que se repite en seguida por la front woman del grupo Florence and the Machine, Florence Welsh, en una bella melodía folkie compuesta por Wainwright.

rufus-wainwright-03

Como indiqué líneas arriba, éste sólo aparece con su espléndida voz en doss cortes, los que corresponden al soneto 40 (“Take All My Loves”) y al 20 (“A Woman’s Face”).

Un disco magnífico, un perfecto homenaje al de Stratford-upon-Avon.