Más conocida por sus actuaciones en más o menos oscuras series de televisión –como Still Standing y The Secret Life– o en películas más o menos famosas –como The Insider (con Russell Crowe), End of Days (con Arnold Schwarzenegger), 13 Going on 30 (con Jennifer Garner) y Space Cowboys (de y con Clint Eastwood)– que por su talento musical, Renee Olstead ha grabado ya tres álbumes en estudio, principalmente de jazz, además de haber colaborado en otros dos.

renee-olstead-1

Nacida en Houston, Texas, el 18 de junio de 1989, Olstead comenzó desde muy pequeña su carrera como actriz, aunque creció en un ambiente musical fomentado por sus padres. Desde adolescente cantaba los éxitos de la radio y pronto se le presentó la oportunidad de participar en producciones musicales para teatro y en concursos para talentos juveniles. Principalmente cantaba música campirana y en 2000, a los once años, grabó un disco (Stone Country) que pasó prácticamente inadvertido.

Después de mudarse a Los Ángeles en 2002, para facilitar su agenda en la grabación de Still Standing y continuar con sus estudios, Renee encontró tiempo para presentarse con una orquesta local de jazz y swing en algunos lugares de Hollywood. Cuando sus compromisos le empezaron a causar conflictos, decidió grabar de manera independiente algunos standards para conmemorar su temporada con la orquesta (varios de estos temas serían más tarde seleccionados para ser incluidos en su primer disco).

De alguna manera, la grabación llegó a manos de David Foster, productor y caza talentos, famoso por su oído para saber cuando alguien es bueno con sólo escucharlo una vez (así le pasó con Celine Dion, Michael Bublé y Natalie Cole, por ejemplo). Lo que oyó Foster esa vez fue a una muy joven artista con un extraordinario talento, capaz de dotar de una fresca y vivaz personalidad a canciones que demandaban una gran interpretación. Por medio de una amiga mutua (Jami Gertz, compañera de Renne en la serie de televisión), Foster se puso en contacto con ella y le hizo una oferta exclusiva para grabar. A partir de ahí, todo ha sido miel sobre hojuelas.

renee-olstead-2

Su primer disco plenamente profesional, bajo las órdenes y la producción de David Foster, fue el homónimo Renee Olstead, grabado para Warner en 2004 (a los quince años). Se trata de una colección de varias piezas clásicas del American Songbook como “Summertime”, “Someone to Watch Over Me”, “What a Difference a Day Makes” y “Sentimental Journey” que en la voz de la joven intérprete adquieren tonalidades y colores muy gratos y especiales. También se incluye “A Love That Will Last”, una hermosa balada compuesta para ella por el propio Foster.

Su siguiente álbum, Skylark (Reprise, 2009), se haría bajo los mismos parámetros. Es claro que Foster quería ir a la segura con el repertorio y de nueva cuenta recurrió al American Songbook, esta vez con otras clásicas como “Lover Man” (Billie Holiday), “Stars Fell on Alabama” (Ella Fitzgerald), “My Baby Just Cares for Me” (Nina Simone,) “When I Fall in Love” (Nat King Cole) y “Hit the Road Jack” (Ray Charles), aunque Renee tuvo la oportunidad de contribuir con algunas canciones, como la bellísima “Hold Me Now”.

Si bien el disco apareció en 2009, en realidad fue grabado entre 2005 y 2006, cuando Olstead tenía apenas diecisiete años de edad.

renee-olstead-3

Son claras las influencias de Renee Olstead en su estilo de cantar. Los ecos de las grandes del jazz, como Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan y Billie Holiday, están ahí, como lo están también otras voces tan célebres como las de Etta James, Peggy Lee o Diana Ross.

Posteriormente, ha grabado en algunos soundtracks y en 2009 participó en A Tribute to Billie Holiday (con varios grandes intérpretes). Una cantante con un enorme futuro.