julio 29, 2012

Sleigh Bells: desde el reino del terror

Por Hugo García Michel

El de Sleigh Bells es uno de esos sonidos que se reconocen a la primera. No que este proyecto sea el colmo de la originalidad, pero lo que Derek Miller y Alexis Krauss lograron desde su disco debut (Treats, 2010) se aproxima bastante a ello. Esa combinación de guitarras sucias y ruidosas, salvajes beats electrónicos y ácidos sampleos como marco para la singular voz de Krauss, quien de pronto parece una enfermiza cantante pop y de pronto suena como una sicalíptica porrista de secundaria gringa, hizo que desde sus inicios el dueto (el cual por cierto se presentará en México a mediados de octubre próximo, en el marco del Festival Corona Capital 2012, en el Autódromo Hermanos Rodríguez) tuviera un sello propio.

Reign of Terror es un disco más ambicioso que su ya mencionado predecesor. En este segundo trabajo, Sleigh Bells cuenta con una mejor producción pero a la vez con una menor autocomplacencia. Lejos de repetir de manera mecánica la fórmula de Treats, hay aquí una radicalización de la propuesta musical y letrística: el estruendo es mayor, hay mayores paredes de sonido y el noise salta por todas partes sin dejar fisuras. Es una obra más arriesgada que quizá no agrade del todo a quienes gustaron del álbum anterior, pero que al final logra su cometido y se convierte en un excelente trabajo.

“True Shred Guitar” es un principio que desconcierta, con sus efectos de público y su sonido alejado, como si el dueto estuviese actuando en algún estadio en los años ochenta. Guitarra metalera, voz aullante y nada más.

Las cosas se componen con “Born to Lose”, un gran tema que combina una tierna melodía con el contraste de las guitarras de Miller (una, simple y armónica y la otra, potente y aérea), percusiones programadas y unos femeninos coros-porras al fondo. “Crush” mantiene la fórmula con fortuna, mientras que “End of the Line” (tal vez el mejor corte del disco) es una especie de balada noise con la guitarra que suena como una campana y una Alexis Kruss de voz tan melódica como irresistible (¡si así fuera siempre el pop!).

Reign of Terror continúa con la deliciosamente acompasada “Leader of the Pack”, la juguetona y divertida “Comeback Kid”(guitarras y percusiones fundidas a la perfección), la densa y pesada “Demons” (hay alguna reminiscencia de Black Sabbath en el riff inicial de la guitarra), la paradójicamente entrañable “Road to Hell”, la conmovedora y evocadora “You Lost Me”, la etérea “Never Say Die” (voy a decir una barbaridad, pero este tema es como escuchar a la banda pop española Mecano en ácido).

Imagen de previsualización de YouTube

El álbum culmina con “D.O.A.”, con el compás repetitivo de la guitarra a la manera de una máquina en una fábrica, un tema que avanza mientras intensifica su progresión armónica y rítmica, en tanto la voz de Krauss alcanza niveles celestiales. Una espléndida forma de terminar un álbum igualmente espléndido.

Te recomendamos

Comenta esta entrada

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>