La noche del 27 de agosto de 1990, Stevie Ray Vaughan tocó como pocas veces en su vida. En un memorable concierto, celebrado en el Alpine Valley Music Theater de Wisconsin, compartió escenario con Eric Clapton, Buddy Guy, Robert Cray y su hermano mayor, Jimmie Vaughan. El final había sido apoteósico, con los cinco guitarristas fundidos en la interpretación de una clásica de Robert Johnson: “Sweet Home Chicago”.

stevie-2

Poco después de media noche, los músicos salieron del auditorio dispuestos a retornar a su base, la ciudad de Chicago, a dos horas de camino. Stevie tenía planeado regresar en carro con su hermano, pero se sentía tan agotado que prefirió irse en uno de los cuatro helicópteros que esperaban en una pista cercana, para transportar equipo y gente del staff.

La nave despegó, con Vaughan y otras tres personas a bordo. Jamás llegarían a Chicago. Al elevarse, el helicóptero golpeó contra un montículo y las aspas se enredaron en unos cables de alta tensión, lo que provocó un impacto tan violento que el guitarrista y sus compañeros de vuelo murieron al instante.

Por esos días, el músico pasaba por un gran momento. Su álbum In Step acababa de recibir un Grammy. Otro trabajo discográfico, al lado de su hermano Jimmie, quedó inconcluso, aunque meses después se terminó y apareció con el título ideado por Stevie: Family Style.

stevie-3

Stevie Ray Vaughan nació en Dallas, Texas, el 3 de octubre de 1954. A los ocho años, ya era un prometedor guitarrista. Al lado de su hermano tres años más grande, empezó a tocar en 1971 en el circuito de clubes de blues de Austin. Había abandonado la escuela y decidió dedicarse a la música por completo. Al poco tiempo se separó de Jimmie (quien fundó a los Fabulous Thunderbirds) y formó sus propias agrupaciones hasta que en 1978 consolidó a su banda definitiva, Double Trouble.

El joven guitarrista no tardó en convertirse en una sensación, gracias a su poderío interpretativo, a su potente y desgarrada voz y a su característico sombrero tejano.

Vaughan supo crear un estilo propio. Amalgamó a sus mayores influencias —Albert King, Otis Rush,  Muddy Waters, Kenny Burrell, Lonnie Mack y su mayor ídolo: Jimi Hendrix (solía afirmar que no quería tocar como Hendrix, sino que quería ser Hendrix)— y las fundió con su salvaje temperamento.

En 1982, fue invitado por David Bowie para participar como guitarrista principal en su álbum Let’s Dance (su solo en la parte final de la pieza que da nombre al plato es memorable). Luego aparecieron sus primeros discos: Texas Flood (1983), Couldn’t Stand the Weather (1984) y Soul to Soul (1985).

stevie-1

Todo parecía brillar para él. Sin embargo, un grave problema lo mantenía al borde de la ruina personal: su adicción al alcohol y las drogas. En 1987, debió ser internado en una clínica de rehabilitación. No regresaría a escena sino hasta un año más tarde.

Con todo, su situación mejoraba. Para 1989, había dejado atrás sus adicciones (ya ni siquiera tomaba café) y tenía grandes planes. Nunca imaginó que doce meses después, un helicóptero se atravesaría en su destino.