José Cruz (Real de Catorce) regresa desde la enfermedad, el alcohol y la oscuridad, retorna desde la verdadera poesía en un aquelarre armónico al lado de Miguel Korsa y Charly Mercado, para consagrarse como los únicos y verdaderos hijos de la luz en Somos hijos del Diablo (Fonarte/2017), magistral álbum de quince tracks divididos en dos discos y en dos solemnes conceptos: el Eros, dios primordial responsable de la atracción sexual, el amor y el sexo, venerado también como un dios de la fertilidad, y Tánatos, la personificación real de la muerte (sin violencia), una criatura de una oscuridad escalofriante, como el mismo concepto del álbum, la deidad en el blues de la muerte espiritual, la pulsión de la muerte que se yuxtapone con la armónica y la voz.

lucy-1

Fue Sabina Spielrein quien utilizó los nombres de Eros y Tanatos para referirse a estos dos instintos básicos que actúan en el hombre, utilizando el nombre de los dioses de la mitología griega, pero fue Sigmund Freud quien los dio a conocer dentro del psicoanálisis, como parte de todos los seres vivos, propensiones que comienzan a operar desde que cada individuo nace. Entre ellos hay una permanente lucha que crea tensión, tanto en el individuo como en la sociedad humana. Aquí es donde se encuentra el hilo conductor que teje ambos conceptos en el álbum y a un José Cruz que nada sin remos sobre ambos, entre la vida y la muerte, y que al final, emerge triunfante.

El mundo está lleno de muerte muchas veces inútil, absurda. Ante esto, Cruz apuesta por una cura con blues, con estupendas composiciones y haciéndose acompañar por los músicos portentosos de su trío Lucy Blues.

lucy-2

Somos hijos del Diablo es un disco que reivindica al blues, que lo fortalece y lo erradica de la oscuridad y la tristeza en las que estaba varado en el cliché del blues como algo solemne y lleno de tristeza. El álbum parte de la luminiscencia, brindándonos una quincena de temas tan buenos como “Té por ocho”, “Tu cama”, “El blues del infortunio” y “Mi mojo”.

Se trata de un excelente trabajo.