Licenciado en Comunicación Social, Wado ha estado en la carretera durante doce años… ¡como músico! Cuenta con nueve discos editados proviene de la misma generación de Marcelo Camelo, Lucas Santtana y Cicerón. Recién acaba de lanzar el álbum Ivete, influenciado por el sonido de Moraes Moreira, la mayor compositora de canciones festivas y una de las madres del frevo y el axé. Wado habló en esta entrevista sobre cómo ser un músico en Brasil y cómo se ha convertido en “el mejor artista de su generación”. De eso y mucho más.


wado-3

¿Cómo es hacer música para el mundo desde Maceió, Alagoas, en el Brasil?
Creo que cuando hacemos música no tenemos mucha idea de lo lejos que podemos llegar y ser relevantes. Empecé a hacer música en Brasil (esto sucedió por primera vez en 2001), pero pronto comenzó a resonar en todo el mundo. Yo tenía algunas canciones con el sello Luaka Bop de David Byrne y cuando me presenté en el Tim Festival, en Río de Janeiro, descubrí con sorpresa que la banda estadounidense Lambchop era mi fan. Fui parte de una colección discogrñafica en Alemania, con una tiraje de 90 mil cedés insertados en revistas (aún hoy recibo los derechos de autor). Tengo público en Argentina y Portugal, tengo una gran audiencia, todo esto resultó en un disco para el mercado portugués llamado O Clube, con Momo, Cícero y Fred Ferreira, de Buraka Som Sistema. Vivir en el noreste de Brasil y tener ese feedback es casi irreal, un regalo de la vida misma. Mi disco 1977 es un tributo a este hecho y trae cantantes portugueses como Samuel Uria (que es muy grande en su país) y también a Graciela María, una cantante mexicana enraizada en Berlín que tiene un hermoso trabajo. No sé si la gente de México la conoce, porque su base es Alemania.

¿Por qué optar por el DIY (Do It Yourself)?
Porque si sale mal, el error es tuyo. Son malas vibraciones el culpar a otros por tu fracaso… y también me gusta tener una voz en todas las etapas de la realización de los registros; mis mayores logros fueron cuando era independiente. Creo que eso es genial. La idea, creo, es ahorrar un poco de plástico, un poco de papel, dejando únicamente el disco, no como objeto, sino como una obra intelectual que apoya a la cultura contemporánea del mp3.

“Al que no le gusta la samba, no es un buen sujeto, está malo de la cabeza, de mente enferma”, dijo Dorival Caymmi, uno de los más influyentes cantantes de la música popular brasileña. ¿Qué representa para ti la samba?
Buena pregunta. Para mí, la samba es la célula madre de la música brasileña, uno de los pilares de lo que nos define como nación. De Brasil para el mundo, por lo que hay que hablar de artistas como Dorival, Tom Jobim, Jorge Ben, Ivan Lins, Sepultura y CSS, el resto es caipirinha y el culo de la mulata y quizás un poco de Bahía (axé) y Belén (lambada).

wado-2

Háblame de la expresión humorística que le da nombre a tu nuevo disco: "Que Nem Da Ivete".
Es un álbum que le rinde homenaje a un género muy reciente de Brasil, mismo que cumplió 30 años el año pasado. El comienzo del axé (un movimiento musical surgido en el estado de Bahía, en 1980, cuyo significado es ‘energía positiva’) es maravilloso, está lleno de problemas sociales y afirmaciones para el orgullo negro. Musicalmente es muy rico. Quería recordar eso, porque yo lo viví en la infancia. Ivete Sangalo es el icono del axé de hoy, creo que es un título muy bueno, porque me sacó de mi zona de confort. Me encantan algunos discos de Ivete. El DVD Pode entrar, por ejemplo, es hermoso, tiene a Marcelo Camelo, Carlinhos Brown, María Bethania y Lulu Santos.

¿Cómo es fusionar la samba con el funk?
Funk, que en Brasil es “el baile funk”, llegó con el sonido de Detroit de África Bambaata, que estaba tomando un porte muy brasileño, mezclado con catira, un ritmo que es uno de los padres de la samba, y esto generó la primera música electrónica brasileña. Poder agitar y mezclar todo esto confirma mi pasión por el Brasil y siempre lo hago con respeto.

¿Que representan para ti Nina Simone y Ella Fitzgerald?
Ellas cantaron “Strange Fruit” que fue inspiración para la primera pista de Ivete, “Alabama”, en la que se habla de los negros colgados durante el período de la esclavitud en América del Norte.

¿Y Moraes Moreira?
Moraes es (y también son las palabras de Caetano Veloso): “Nuestra mayor compositora de canciones festivas y una de las madres del frevo y el axé”. En el disco Ivete, tratamos de tocar como su banda tocó en su primer disco en solitario. Armandinho, con la guitarra bahiana y quien tocó con ella en sus primeros discos, utiliza escalas muy cromáticas y “Alabama” está claramente influenciada por ella.

wado-1

¿Qué es lo que escuchamos cuando escuchamos Ivete?
El axé desde el principio, en el medio de los años ochenta. Y el axé de mi memoria emocional.

¿Qué viene para Wado en el 2017?
El DVD del disco Ivete.

¿A quién recomendarías para ser entrevistado por este medio?
Momo acaba de sacar un hermoso álbum, Voá, producido por Marcelo Camelo.