Gente ruca y neoruca, ¿se acuerdan del programa de televisión Beat Club? Lo hacían en Alemania, pero la mayoría de los grupos de rock que se presentaba en él era de Inglaterra y los Estados Unidos, lo mejor de lo mejor del rock. ¿Ya lo ven de nuevo ahora en YouTube? Ganó mucho en valor histórico. Era algo genial de ida y vuelta. Lo recomiendo para la gente de la chaviza y de la retrochaviza, les dará una buena idea de la música y su calidad de interpretación en vivo durante la década clave que fue de 1965 a 1975, la cima del rock. No recuerdo en qué canal de la televisión abierta lo transmitían (en Canal 11, Nota de la Redacción). Pero no me perdía ni una sola de las transmisiones.

club-2

Quienes vivimos en esos momentos, muy lejos de las presentaciones en vivo de los grandes grupos de rock, en este programa tuvimos un índice de lo que tales presentaciones significaban y expresaban; el virtuosismo de los intérpretes, el colorido de sus vestuarios, el espectáculo de las interpretaciones vistas muy de cerca. La serie, producida originalmente en la ciudad de Bremen por la televisión pública alemana, comenzó en 1965, transmitiendo entonces en blanco y negro; luego ingresó en la televisión a colores y dejó de pasar en 1972. Llegó a verse en gran parte del mundo.

La clave de este programa estaba en que los grupos tocaban en vivo dentro del estudio de televisión y para un público reducido. Hoy es posible comprobar que en esa década el rock alcanzó grandes alturas como forma de arte y cultura; era la edad adulta de esta música de jóvenes, una interesante contradicción. Lo que había empezado sólo como un entretenimiento y pretexto para vender discos se había convertido en el corazón vivo de la cultura occidental, en ese momento la cultura de masas de la globalización, que no en balde el negocio del espectáculo musical ha sido uno de los hilos conductores del tardocapitalismo financiero.

No quiero pensar que sea un mero capricho de la edad o mera disminución de la pasión, pero creo que desde entonces los estándares de interpretación e imaginación no han sido superados ni trascendidos. Esa época sigue siendo un límite ejemplar, tanto en lo positivo como en lo negativo. Hubo efectiva libertad para las mentes creativas. No dominó el afán lucrativo de los carcamanes, como tampoco la ignorancia sin pericia de los adolescentes; cada quien pudo expresar lo auténtico. Y se ve clarito en cada segmento de este valioso programa de TV.

club-1

Mi memoria nebulosa me hace sentir que no nos dejaron ver todo lo que ahora encuentro en la red. Creo que nos dosificaron Beat Club al gusto creedencero de Radio Éxitos y Radio Mil, no el de Radio Capital o La Pantera. También creo que nos quitaron los segmentos documentales, siempre muy contraculturales y de fino montaje pop godardoso.

Los grupos presentes en Beat Club incluyen a los Beatles y los Rolling Stones, lo mismo que Frank Zappa y Captain Beefheart, Yes, Pink Floyd, The Pretty Things, Jimi Hendrix, los Doors y una larga lista de nombres imprescindibles para comprender el rock de ese momento trascendente. A mí me conmueve una presentación del viejo bluesista Champion Jack Dupree tocando con músicos jóvenes greñudos. También así es como ahora he descubierto la calidad de interpretación en vivo de Humble Pie. Esa grandeza sin igual de MC5 tocando muy en vivo. Poder ver a Don McLean cantar “Vincent” acompañado únicamente por su guitarra acústica. Y más y más. Todo lo fino y grueso del rock.

Pero no hay nada de pierde en lo que encuentren en YouTube de este programa de valor histórico trascendental, por todo lo que nos puede comunicar y recordar sobre la época en que el rock se hizo dueño del mundo y lo hizo estallar en ruido y colores. Y me cae de máuser que prefiero contemplar estos fantasmas de fuego juvenil del pasado que ir a pagarles la jubilación a momias de círculo vicioso y entelarañado como los Rolling o el nefasto Roger Waters.