El futbol no es algo que sólo abarque los noventa minutos que dura un partido. No. Un buen entendedor sabe que al nombrarlo estará implicando todo lo concerniente al ser humano. Desde una visión cosmogónica, pasando por las ciencias exactas y sociales, hasta el arte en todas sus ramificaciones, con emociones, dramas y tragedias incluidos. Es, en suma, el teatro de la vida.

Hoy día, la mejor sala para su escenificación en pleno es Inglaterra con su Premier League, con el Chelsea, el Liverpool, el Tottenham, el Arsenal o los equipos de Manchester. Obviamente, el rock tenía que estar inmerso en ello, su naturaleza está interrelacionada y en mucho con las esencias de tal deporte.

clark-1

El género le aportó en este siglo XXI el himno comunitario que se escucha en todos los estadios del planeta cuando el equipo local anota o necesita de ánimos: el riff de “Seven Nation Army” de los White Stripes. Sin embargo ahora, en la escala local británica, es otro el tema que retumba en las gradas: “Glad All Over” (“Completamente alegre”).

Éste fue el estribillo que acompañó al público desde la primera jornada, cundió por las calles y bares de las ciudades. La prensa deportiva tomó nota del asunto y sin mayor idea lo señalaron así: “El nuevo himno está inspirado en una canción del grupo The Dave Clark Five, un oscuro conjunto de relativo éxito en los años sesenta”.

Conviene puntualizar el asunto. Para reconocer lo buenos músicos que eran los Beatles en sus comienzos, había (hay) que escuchar también a sus primeros competidores, los londinenses The Dave Clark Five (o DC5). Menciono a los Beatles porque en esa etapa iniciada por ellos (la de los muchachos adorables, bien vestidos y demás) se engancharon muchos grupos a su saga. Mersey beat fue el nombre original con el que el sonido de los grupos ingleses de aquellos años se dio a conocer por primera vez a nivel internacional. Al trascender sus fronteras, pasó a ser la“Invasión Británica” u “Ola Inglesa”.

El Mersey beat fungió como crisol y explotó el triunfo de los Beatles, sus máximos exponentes. Fue un acontecimiento crucial que produjo una música ambivalente en la historia cultural del rock. La razón por la que aquellos grupos sesenteros despiertan la curiosidad (Gerry and The Peacemakers, The Herman’s Hermits, Peter & Gordon, The Bachelors, Billy J. Kramer and The Dakotas, etcétera) es que en términos generales su encanto radicó en lo voluntarioso de su alocado entusiasmo.

clark-3

El pilar decisivo de apoyo a tal corriente fue el sencillo “I Wanna Hold Your Hand” que estuvo semanas en el número uno en Inglaterra y se lanzó el 26 de diciembre de 1963 en el mercado estadounidense. Un par de años después, el Mersey beat se difuminaría, su explosión sería eclipsada por el blues y por Londres, la nueva meca. De todo ello sólo quedaría en firme el paso del Cuarteto de Liverpool, el cual muy pronto abandonaría dicha corriente, y el de los Dave Clark Five que extenderían su flujo hasta secarlo.

Sin embargo, mientras duró fue en él donde se movió dicho quinteto. Mucho de su prestigio se debió a su imagen vital, pura, instalada en la más “limpia” corriente musical que pregonaba la alegría y la diversión juveniles. Ello, aunado a un particular sonido conocido como “air hammer" (que semejaba al emitido contundente y sordamente por un martillo neumático), con una producción fuerte, trucada, expansiva y excitante que ponía como sustento al frente los tambores del baterista y líder del grupo (Dave Clark).

Eso los llevó a la popularidad tanto en su natal Inglaterra como en los Estados Unidos, donde catorce (sí, 14) de sus canciones se instalaron de manera continua dentro de las listas de popularidad de la Unión Americana. Más de la mitad de su vida como grupo la vivieron desde ahí.

clark-2

El Dave Clark Quintet fue formado en 1957. Pasó por muchos cambios de personal hasta sustituir lo de “Quintet” por “Five” en 1962. De esta manera, The Dave Clark Five apareció en 1964 con los sencillos “Glad All Over” (del que posteriormente se hicieron versiones por doquier, de lo más pintoresco, entre ellas la de Los Belmonts, en México, con el título de “Amarrado”) y “Bits and Pieces". Con “Glad All Over” desbancaron a los Beatles y su “I Wanna Hold Your Hand” del primer lugar de las listas del Billboard en 1964. Entonces Ed Sullivan los llamó para que se presentaran en su Show (emisión en la que actuarían dieciocho veces a lo largo de la década).

Así, surgieron aquellos hits entre los que se encontraban “Because”, “"Can’t You See That She’s Mine”, “Catch Us If You Can”, “Do You Love Me” y una decena más, así como una discografía que se extendería hasta 1969. El encanto (que representaban con el single como estandarte) terminó cuando la conciencia rocanrolera evolucionó con la llegada de la psicodelia (del LP y los álbumes conceptuales). Dave Clark Five no tuvo la capacidad para ello y se desbandó, a pesar de un record de ventas multimillonario, al finalizar la década, época en la que quedó atrapado su estilo y concepto musical.

El quinteto no trascendió los sesenta, pero ello los erigió como uno de los grandes personajes de aquel periodo. Por eso fueron instalados en el Salón de la Fama del Rock & Roll en el 2008. ¿”Grupo oscuro”?, ¿”de relativo éxito”? Para nada.

El nuevo himno futbolero, tomado de ellos, indica que cada equipo será un “air hammer” para con sus rivales y que el dramatismo de la mencionada escena de la vida será un gran protagonista al que se agregarán los valores de la clase, la elegancia y el arte del mejor futbol en la actualidad. Y eso, claro, nos alegra a todos: “Glad All Over”.

 

 

Un comentario en “Los olvidados
Dave Clark Five: futbol y evocación

  1. Ni oscuros ni insulsos. Hay que escuchar nada mas a Jeff Beck con su version de su 2o album!!! Excelente Maestro Monsalvo…el lobo sigueaullando…