Aunque eso que llamamos rock cada vez es más difuso y cada vez se pierde más en los pantanos de lo alternativo, en tanto lo que reina en la música mainstream es la conjunción (que en apariencia tiene la misma raíz de conjura…, pero no nos pongamos paranoicos o sospechosistas) del pop y el hip-hop (véanse las listas de lo mejor del 2016 en diferentes medios y en la mayoría los nombres dominantes son los de Beyoncé, Rihanna, Kanye West, Chance the Rapper, Frank Ocean, Lady Gaga…), aún podemos rescatar una decena de buenos álbumes aparecidos a lo largo del año y que suenan a rock.

Algunos fueron hechos por veteranos (dos de ellos fallecidos al poco tiempo de salir sus respectivos discos) y otros por gente más o menos nueva. Veamos nuestra lista en forma descendente. Hoy, los primeros cinco.

top5-rock


10.- A Moon Shaped Pool. Radiohead (XL). Aunque resulta difícil encasillar al quinteto de Oxfordshire, en esencia se trata de un grupo de rock y A Moon Shaped Pool es quizás una de las obras más roqueras de su discografía. Fino, cerebral, cuidado, se trata de un trabajo más cálido que sus antecesores inmediatos.

Tema destacado: “Burn the Witch”.


9.- Adore Life. Savages (Matador). Potentes pero sensibles, desgarradas pero tiernas, irónicas pero vulnerables, apasionadas pero inteligentes, amorosas pero sin cursilerías inútiles, estas mujeres salvajes fueron capaces de brindar una obra sin fisuras y de superar el antiguo agujero negro del segundo disco.

Tema destacado: “Adore”


8.- Human Performance. Parquet Courts (Rough Trade). No es un estilo común el de Parquet Courts. Existe algo de extravagante minimalismo que seduce e hipnotiza, un sonido seco, austero, golpeante, urbano, con voces unidimensionales y guitarras entre punkeras y grungeras. Un grupo que remite a mucho, pero sin perder estilo y este álbum lo demuestra con creces.

Tema destacado: “Berlin Got Blury”


7.- My Woman. Angel Olsen (Jagjaguwar). Gran frescura la de esta nacida en Saint Louis, Misuri. Canciones sólo en apariencia sencillas, con letras estupendas y un estilo a la vez dulce y desafiante. Entre el folk y el grunge, una decena de temas sin desperdicio para un plato que termina por resultar entrañable.

Tema destacado: “Shut Up Kiss Me”


6.- Stranger to Stranger. Paul Simon (Concord/Virgin). Una obra estupenda, con un Paul Simon septuagenario pero en su mejor forma. Letras introspectivas y meditaciones acerca del paso del tiempo y la perspectiva de la muerte, mas alejado de nostalgias depresivas o pensamientos oscuros. Un disco lleno de alegría y de dulzura, lleno de sol, luz y paz.

Tema destacado: “Wristband”