Ya que en en Guadalajara se celebra la Feria Internacional del libro, no está por demás recordar que hace apenas un par de meses se publicó en México el volumen autobiográfico Born to Run (Random House, 2016) de Bruce Springsteen, en su versión en español.

bruce-1

Al mismo tiempo, apareció el álbum recopilatorio Chapter and Verse (Columbia/Sony Music, 2016).

Según se ha afirmado, el disco tiene como finalidad acompañar la lectura de la autobiografía y así debe ser, porque de otra manera la grabación sólo interesaría a los fans duros de Springsteen o a quienes de plano desconozcan su obra. Digo esto porque la mayor parte de las canciones incluidas son de sobra conocidas, salvo quizá las dos primeras que el llamado Jefe grabó con su grupo primigenio, The Castiles.

bruce-2

Están ahí temas como “Born in the U.S.A.”, “The River”, “Badlands”, “The Ghost of Tom Joad”, “The Rising”, “Wrecking Ball” y, por supuesto, la canción que da nombre al libro: la clásica “Born to Run”. Con los Castils interpreta la original “Baby I” (con dejos de “Gloria” de Van Morrison)y la vieja y rocanrolera “You Can’t Judge a Book by the Cover” de Willie Dixon, mientras que con Steel Mill interpreta “He’s Guilty (The Judge Song)”.

De regreso a Born to Run, el libro, el escrito es muy franco e intimista. Se trata de las memorias de un hombre con una gran prosa, con un impecable estilo que le permite contarnos su existencia en breves y concisos capítulos que no reparan a la hora de narrar incluso los episodios más duros por los que ha pasado a lo largo de sus 67 años de vida.

Born to Run y Chapter and Verse se complementan y nos permiten acercarnos a la vida y obra de uno de los grandes exponentes del rock estadounidense de todos los tiempos. Vale la pena acercarse a ambos.