True Sadness (Tristeza verdadera) se llama el nuevo disco de los Avett Brothers, el exuberante y estupendo proyecto de los hermanos Scott y Seth Avett surgido en Carolina del Norte y cuyo primer trabajo discográfico, el homónimo The Avett Brothers, data de 2000.

avett-1

Dieciséis años después, llegan con su décimo disco en estudio y lo hacen de la mejor y más entusiasta manera. Luego de grandes obras como Emotionalism (2007), I And Love And You (2009), The Carpenter (2012) y Magpie and the Dandelion (2013), el nuevo plato no se queda atrás y nos ofrece una colección de perfectas canciones basadas en el folk, el country, el bluegrass y el rock.

A pesar de su título y contra lo que pudiera suponerse, no estamos frente a una obra triste y melancólica, ni siquiera en baladas tan bellas como “No Hard Feelings” o “Fisher Road to Hollywood”. Por el contrario, True Sadness es una grabación llena de luz, alegría y dulce optimismo, sin olvidar el fino sentido del humor que suelen utilizar en sus letras los hermanos Avett (como ejemplo están las divertidísimas “Victims of Life” y “Satan Pulls the Strings” o la sensacional y muy campirana “Divorce Separation Blues”).

avett-2

Producido por el afamado Rick Rubin, el álbum presenta como novedad el repentino uso de elementos electrónicos, pero lo hace de manera, sobria, sutil y equilibrada, sin quitar preponderancia a las instrumentaciones acústicas, analógicas, y a las inconfundibles armonías vocales del grupo.

Con canciones tan buenas como “Ain’t No Man”, “Mama I Don’t Believe”, “Smithsonian” o “True Sadness”, estamos ante un trabajo magnífico, uno de los grandes discos que se han grabado este año y eso es mucho decir, ya que 2016 se está caracterizando precisamente por ello.

Sobra decirlo, pero no está por demás: un álbum delicioso y más que recomendable.

avett-3