Productor, director creativo de imagen y de arte, conductor de radio y televisión y especialista en música, Mario Lafontaine colaboró en Televisa para el productor Luis De Llano Macedo, haciendo programas unitarios y telenovelas y especialmente trabajó en el surgimiento de grupos musicales como Timbiriche, Garibaldi, Microchips, Kabah, etcétera. 

Ha pasado prácticamente por todas las televisoras.

Entre sus obras mas destacadas como director de arte están el primer disco de Caifanes, Mundo Feliz de Fobia y Globoscopio de Azul Violeta, “pero también horrores como Arjona y Pandora”, dice él mismo.

Desde hace dieciocho años colabora con Horacio Villalobos y juntos han estado en Telehit, MVS 52 y actualmente en Proyecto 40, con el programa Farándula 40.

mario-lafontaine-1


¿Cuál fue el primer disco que escuchaste?
Esta entre el “Mambo numero 5” de Pérez Prado —ya que mi madre era la sensación bailándolo en las fiestas en casa— y los grandes éxitos de Carlos Gardel, pues mi padre era un coleccionista empedernido de su obra. De ahí herede el amor por la música. Decía mi abuela que la primera canción que me hacía bailar y tararear al año de nacido (1960) era “Melodía de amor” con los Rebeldes del Rock, aunque años después me obsesioné con la versión en inglés de Dean Martin, sobre todo la parte de shoo shoo, little bird

¿Cuál es el primer disco que compraste?
Vivíamos en la Campestre Churubusco y había un Superama al lado. Yo hacía el súper con tal de volarme diez o veinte pesos para salir de ahí con un disco de 45 revoluciones o un LP. El primer EP fue “Crimson and Clover" de Tommy James & The Shondells y el primer larga duración fue el Abbey Road de los Beatles que compré con 50 pesos que me dieron de cumpleaños número diez. Lo compré en la juguetería Ara de Rio Magdalena.

¿Cuál fue el primer disco que le envidiaste a alguien por no poderlo tener?
Un compañero de la secundaria, del colegio La Salle de Francia, los tenía y me moría de envidia. Fueron dos y básicamente por las portadas de las ediciones importadas: Their Satanic Majesties Request de los Rolling Stones (en tercera dimensión y con el espectacular y enigmático arte de Peter Blake) y el prohibidísimo Two Virgins (venia en una bolsa de papel estraza sólo con unos agujeros para las caras de John y Yoko, para no mostrar los desnudos frontales y de espaldas. Eran discos muy caros para mi alcance, pero años después los obtuve impecables y a precios elevadísimos.

¿Cuál es tu disco favorito para manejar?
Hace ya muchos años que no manejo, pero cuando lo hacía eran cosas más románticas, tipo easy listening  más que rock psicodélico o funky,  a pesar de amar a los tres géneros: Barbra Streisand, Bee Gees y de cajón, Burt Bacharach.

¿Cuál es el disco que mejores recuerdos te trae?
Cuando tenia quince años me iba de pinta y pasaba todo el día en el Hip 70 de San Ángel, le resultaba simpático al gran Armando Blanco y como siempre dibujé y diseñé, le propuse hacerle comics basados en Alice Cooper para la revista México Canta, así como el logotipo de la tienda y él me pagaría con viniles. Después de muchas horas, escogí dos, por los comics: Blue Magic un grupo de R&B de Philadelphia y el A Wizard a True Star de Todd Rundgren que con su ingeniería de sonido y contenido surrealista, incluida la portada a la Dalí. Me cambió la vida.

¿Cuál es el disco que más te avergüenza tener?
Dentro de mis fantasías como gay aceptado, desde muy joven tenia un crush con David Cassidy y compré primero sencillos y luego elepes de él y de The Partridge Family.

mario-lafontaine-3

¿Cuál es el disco que más lamentas haber perdido?
Force the Hand of Chance de Psychic TV. Genesis P. Orridge fue otro de los genios oscuros que transformaron mi existencia y por pasoneado lo olvidé en una fiesta con todos los new wavers del sur del DF (Illy Bleeding, Ula Lume, Arianne Pellicer, etcétera).

¿Cuál es el disco que adquiriste más recientemente?
Overgrown de James Blake. Me resulta un artista fascinante, entre Brian Eno y Arthur Russell, adoro sus trabajos.

¿Cuál es el disco que más te ha influido en la vida?
Sin duda Elton John ha sido una referencia obligada y hasta un estigma que me ha perseguido siempre y en los setenta, cuando lo amaba, su biografía musical Captain Fantastic and the Brown Dirt Cowboy me voló la cabeza por completo. El arte y los comics y su declaración de amor imposible hacia Bernie Taupin, me conmovieron.

¿Cuál es el disco que prefieres para hacer el amor?
Hoy día, I Am a Bird Now de Antony and the Johnsons, pero durante años Marvin Gaye, Prince y David Bowie fueron mis cómplices sexuales.

¿Cuál es el disco que quisieras que tocaran en tu funeral?
Serian muchos, pero el que concreta todos mis sentimientos y perversiones como adulto es This Is Hardcore de Pulp.

¿Cuáles son los cinco discos que te llevarías a una isla desierta?
1. OK Computer de Radiohead. Album vital en los noventa y que cambió el rumbo de la música indie, adoro a esta banda.

2. Young Americans de David Bowie. La faceta R&B de Bowie y los magistrales coros soul lo convierten en mi disco favorito de su maravillosa obra.

3. What’s Going On de Marvin Gaye. Uno de los primeros discos conceptuales que escuché y que me marcaron, himno pacifista visionario y gloriosamente producido e interpretado.

4. El amor después del amor de Fito Páez. Siempre he tenido una fuerte tendencia hacia lo argentino en la parte latina de la música y este trabajo me parece su obra maestra de principio a fin.

5. The Divine Miss M. de Bette Midler. El álbum debut de esta joya de cantante y actriz. Me enloquece. La producción de Barry Manilow y la perfección de Arif Mardin, además del repertorio, lo hacen un must en mi vida.