La fama póstuma del cantautor inglés Nick Drake ha crecido en forma exponencial durante este siglo. Nacido en 1948, murió en 1974, a los 26 años. Es imposible establecer si fue un suicidio o sólo un grave descuido lo de su muerte, lo cierto es que siempre tuvo una personalidad depresiva y melancólica. Sólo grabó tres discos, ninguno de ellos vendió más de cinco mil copias. En vida apenas si fue conocido por un público muy reducido; pero siempre fue respetado por la gente conocedora, dado que es sobresaliente la calidad de sus canciones y su ejecución en la guitarra acústica.

nick-drake-1

El primer álbum que grabó Drake lleva por título Five Leaves Left (1969), una clara referencia al mensaje que aparece en los paquetes de hojas para liar cigarrillos (de mariguana) cuando éstas se hallan ya por terminar. Allí se incluye la canción “The Thoughts of Mary Jane”, otra manera de expresar su carácter pacheco y bohemio. De inmediato se percibe la originalidad y la nobleza de sus composiciones, un conjunto en el que sobresale “River Man”, por la complejidad de su estructura rítmica y la finura del arreglo para el grupo de músicos que lo acompaña. Sin embargo, esta grabación no tuvo éxito de masas, en parte debido al carácter tímido y reservado del compositor, quien era reacio a dar entrevistas, lo mismo que lo llevaba a no querer tener muchas presentaciones en vivo.

nick-drake-2

Dos años después, en 1971, apareció el álbum Bryter Layter, término que hace referencia a las noticias sobre el clima, pues dice que, después de las lluvias, vendrá el brillo del sol. Entre los músicos que lo acompañan destaca la presencia de John Cale, miembro de The Velvet Underground, y de varios de los integrantes de Fairport Convention. Esta vez su música suena más cercana al folk inglés y las letras se han refinado aún más, lo que les hace lucir el modo peculiar en que Drake las canta e interpreta con la guitarra. Aquí luce dentro del conjunto la canción “Northern Sky”, por su especial afinación de guitarra y el complejo arreglo que produjo Cale.

nick-drake-3

La tercera grabación publicada por Nick Drake se titula Pink Moon (1972), un grupo de once breves canciones en la que Drake se acompaña sólo con la guitarra; únicamente en la que le da título al álbum se incluye la sobregrabación de un piano también tocado por él. Es un momento en el que Drake se concentra a fondo en sí mismo. Su poesía se vuelve más precisa y concreta, su ejecución de la guitarra manifiesta un virtuosismo profundo, aunque la primera recepción de la critica no lo reconoció así; sin embargo, otra vez el disco pasó casi desapercibido, con todo y la inusual promoción que le dio la compañía grabadora.

Ahora estas tres grabaciones son consideradas de culto. Son obras que han marcado el derrotero de otros cantautores, entre quienes resalta Robert Smith, de The Cure, lo mismo que Ben Howard. Las canciones de Drake manifiestan una autenticidad efectivamente sublime; sin ser Bob Dylan o Tim Buckley, expresa una personalidad propia y un estilo sencillo y claro, alegra escucharlo y hace pensar en muchas cosas serias y divertidas a la vez. Desafortunadamente, poco después de la aparición de su tercer LP vino el desastre de su muerte, una verdadera lástima.